2 agosto 2015 Desarrollo, Padres y madres

Soy Padre: ¿Cuando debe ir el niño a la guardería?

Uno de los aspectos que he estado mirando con lupa desde que sabía que iba a ser padre es la educación del niño. Con pocos meses de vida, todavía es muy joven como para enseñarle conceptos más o menos complicados, pero eso no significa que no se le deban otorgar algunos cuidados simples y sencillos que le ayuden. Por ejemplo, ya le estoy enseñando a coger cosas, algunos de los objetos que utilizamos diariamente, e incluso ve la televisión acompañado (más que nada por el movimiento, dudo que sepa lo que esté pasando en la pantalla).

Dentro de un tiempo tendrá que acudir a clases. Hace meses estuve mirando las edades a las que necesitaba ir a la guardería. Lo veía como algo obligatorio, cuando en realidad es al contrario. En primer lugar, mencionar que mi concepto de guardería estaba un poco alejado de la realidad. No quiero que lleguéis a confusiones. La asistencia a este tipo de centros no es obligatoria, aunque muchos padres opten por llevarlos por motivos de tiempo o porque quieren que obtengan las primeras nociones antes de ir a la escuela.

El desarrollo de los bebés puede verse favorecido notablemente por la guardería, ya que en ese lugar, por lo general, los niños aprenderán (siempre en la medida de sus fuerzas) a valerse por sí mismos, y a ser más independientes. Digo por lo general porque cada niño es un mundo. Muchos, además, se acostumbrarán a no tener siempre la presencia de sus padres, algo que puede ser muy ventajoso en momentos clave (como cuando hay que dejarlos solos en clase).

Las actitudes pueden llegar a ser variadas. Se trata de un escenario nuevo para ellos, por lo que la mayoría de actos que realicen dependerá del propio niño. A algunos no les sienta bien, y otros simplemente se dedican a tocar todos los objetos que pueden. Muchas madres incluso tienen dolores de cabeza por la “suciedad” que vayan a coger con las manos. Las preocupaciones no deben ser máximas, ya que el niño aprenderá a valerse por sí mismo a base de retos (recordad que es un ambiente en el que nunca han estado).

La edad exacta para que vayan a la guardería

Soy Padre: ¿Cuando debe ir el niño a la guardería?

Por lo general, el momento más idóneo para que los niños comiencen la guardería se sitúa entre los 18 y los 24 meses (aunque puede ser antes, o después, dependiendo del caso). A esta edad no solo pronunciará sus primeras palabras, sino que también necesitará menos contacto con sus padres, pudiendo jugar con otros seres humanos. Se trata del momento perfecto para que “conozca mundo”.

Existen algunas situaciones excepcionales que provocarán que el niño vaya a la escuela más temprano. La mayoría de las veces es porque los padres tienen que trabajar y no pueden ocuparse del retoño a tiempo completo. Una situación que no es nuestro caso. Además, en mi opinión, este tipo de situaciones provoca que los padres no puedan disfrutar por completo de sus niños, perdiendo momentos que no se volverán a repetir.

Concretando, el mejor momento para que empiecen a ir a la guardería se sitúa entre los 18 y los 24 meses (sin olvidar las excepciones). Comprobad muy bien que el lugar al que irá el niño tiene las características necesarias para que esté bien.

Nuestro niño no irá a la guardería por varias razones, aunque la que tiene más peso tiene que ver con los cuidados que queremos prodigarle, acompañándole siempre en todos sus momentos. Además, lleva un desarrollo completamente normal (a veces nos sorprende a nosotros mismos), por lo que no creemos que la guardería sea necesaria. En todo caso, comprobad vuestras prioridades.

Vía | Mi Bebé y Yo
Fotos | Pixabay – y_tanaka0 | Pixabay – Ben_Kerckx

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *