29 abril 2011 Desarrollo, Salud

Signos que hacen sospechar que el bebé puede tener autismo
La simple observación de nuestro bebé puede ayudarnos a sospechar que pueda tener un trastorno como el autismo. Un equipo de la Universidad de California ha realizado una investigación cuyo resultado permite, al menos, poner en alerta a padres y pediatra sobre el posible autismo del niño. En tan sólo cinco minutos se puede detectar si hay una sospecha de este cuadro, para confirmarlo después.

Un bebé de un año mira donde se le señala, sonríe, sabe reclamar la atención de sus padres, tira cosas para que suenen, se ríe e interactúa. Si no lo hace, si su postura y tono no son normales o si tiene patrones de movimiento anómalos, hay que consultar con el pediatra y sospechar que algo no está bien. Por supuesto, y como siempre recordamos, cada bebé es un mundo y cada uno tiene una velocidad de crecimiento, pero hay que comprobar si es eso, un niño con un ritmo diferente o si hay algún problema.

Los autores del estudio formaron una red de 137 pediatras en la región de San Diego. Se les instruyó sobre autismo y se les pidió que realizaran chequeos a todos los menores de 12 meses, en total 10.479 bebés. A los padres se les proporcionó un cuestionario, “Comunicación y escala de comportamiento simbólico según el desarrollo del bebé”. En él se recogen preguntas sobre el comportamiento del niño, como el contacto visual, los sonidos, las palabras, los gestos y otras formas de comunicación adecuadas a esta etapa del desarrollo.

Los bebés que no tenían las habilidades que se suponen a esa edad eran seguidos y sometidos a un chequeo cada seis meses hasta que cumplieron los tres años. 184 pequeños tuvieron que pasar por este proceso, de ellos según los autores, “Un total de 32 de ellos ha recibido un diagnóstico provisional o definitivo de autismo; 56, de retraso en el lenguaje, 9 de déficit de desarrollo y otros 36 por otros tipos de problemas en el crecimiento. El valor predictivo de esta técnica fue del 75 por ciento y se realiza en tan solo cinco minutos.

El 96 por ciento de los pediatras que participaron en la investigación ha considerado la prueba como muy práctica y afirma que seguirá utilizándola. Lo más importante es que también se incentiven los tratamientos y la atención una vez logrado el diagnóstico.

Vía | El Mundo
Foto | Flickr-Jason Pier in DC

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 29 abril 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *