16 noviembre 2017 Embarazo, Noticias

ser madre mayor

En los últimos años la edad del primer embarazo para las mujeres, ha cambiado de forma drástica. Si hace algunas décadas ya se pensaba en la maternidad al rondar los 25 años, ahora ni se plantea hasta bien saltados los 30 o, incluso, llegados a los 40. Que nuestro cuerpo haya envejecido, por mucho que queramos detener el tiempo, puede acarrear algunas complicaciones, la primera y principal que resulte mucho más dificultoso conseguir la gestación.

Sin embargo, y para que todo no tenga una parte negativa, un estudio realizado en Estados Unidos, ha constatado que ser madre primeriza con avanzada edad, alarga la vida.

Como media se vive hasta los 90 años

Se trata de un estudio realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos. De hecho se habla de que aquellas que han decidido entregarse a la maternidad, con elevada edad, pueden llegar a vivir hasta los 90 años. A esta misma edad llegaban, también, aquellas otras mujeres que habían tenido cuatro o cinco partos.

Para llegar a estas conclusiones, se examinaron a 20 mil mujeres de las que el 54 por ciento llegaron a sobrepasar los 90 años de edad. A estas mujeres, además de comparar sus datos clínicos anteriores, también se les hizo un seguimiento a lo largo de 21 años.

Estas mujeres, además, presentaban otras características similares como que eran graduadas universitarias, tener altos ingresos económicos, estar casadas y no presentar ningún tipo de patología, incluida la obesidad.

mujer anciana

A mayor edad, más riesgo de complicaciones

Sin embargo, los investigadores quieren dejar claro que en ningún caso se anima a las mujeres a prolongar la maternidad a una edad excesivamente avanzada, puesto que ello conlleva un gran número de riesgos asociados, como la hipertensión o la diabetes, así como el riesgo de parto prematuro. Sin embargo, el que una mujer pueda concebir y llevar sin complicaciones un embarazo a mayor edad, significa que goza de una buena salud, y por lo tanto su esperanza de vida sea mayor.

De todos modos, se necesitarán más estudios que vayan completando los realizados hasta ahora, y que arrojan distintas conclusiones, algunas de ellas de lo más dispares.

Vía | Tendencias 21
Fotos | Cactus 24 y Steemit

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *