22 mayo 2011 Noticias, Padres y madres, Seguridad

La policía salva a un bebé
El atragantamiento es una de las cosas que más miedo nos dan a los padres. Los bebés, antes o después, tienen que empezar a comer sólidos y aprender a tragarlos y a veces hay algún susto. Por lo general el mecanismo de supervivencia, la tos, funciona muy bien y el niño expulsa el trocito por si mismo, pero por desgracia en otras ocasiones hay que provocar la salida y no siempre se consigue. Todos deberíamos saber reaccionar en esos momentos.

Un caso así, atragantamiento, fue lo que encontraron los Agentes de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Alicante el jueves. Mientras patrullaban un hombre les pidió socorro con un bebé en brazos. El padre afirmaba que su pequeñín de seis meses, estaba muerto. Unos minutos antes le había dado un trocito de pan. Los agentes supieron reaccionar, comprobaron que el niño estaba vivo y consiguieron reanimarle y salvarle la vida.

Además de realizarle maniobras de reanimación cardiopulmonar, los agentes o ángeles en este caso, solicitaron ayuda sanitaria inmediatamente en el 091. Eso también deberíamos tenerlo automatizado, ante una emergencia con nuestros niños el 091 y especialmente el 112 puede ser la salvación, porque la ayuda también puede llegar por teléfono.

Los policías consiguieron que el pequeño expulsara la miga de pan y que volviera a respirar y a tener pulso. Después fue trasladado por el SAMU al Hospital General de Alicante. Un aplauso de mi parte al menos, a esos policías que no solo sabían la teoría de la RCP, sino que saben aplicarla y además en un bebé. Y enhorabuena a los padres porque han vivido un milagro.

Vía | El Mundo
Foto | Flickr-Modenadude

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *