2 septiembre 2016 Embarazo

Es fundamental mantener una correcta postura

Uno de los puntos claves que se deben tener en cuenta durante el embarazo se relaciona a la higiene postural. Es fundamental cuidar las posturas para evitar y aliviar los fuertes dolores de espalda y los problemas que se asocian a los cambios que, a través de los meses, va sufriendo el cuerpo. Hoy te daremos algunas pautas para que sepas la mejor forma de realizar las actividades cotidianas.

A lo largo de los meses de gestación el vientre crece generando que cambie el eje de gravedad provocando que, sin darnos cuenta, se desplace hacia adelante, lo que genera que la espalda empiece a curvarse. El embarazo provoca muchos cambios en el cuerpo, algunos de ellos traen molestia, dolores y otros problemas. Por lo general, las mujeres embarazadas los toman como algo normal, pero esto no debe ser así.

Aspectos positivos de la higiene postural

Es muy importante que la mujer embarazada aprenda a conseguir una buena higiene postural y que se tenga la costumbre de aplicar las buenas posturas en la vida cotidiana, así se podrán aliviar los dolores. Estos consejos o enseñanzas pueden ser dados por la patrona o por algún fisioterapeuta obstétrico.

Es muy importante que evites las posturas incomodas o perjudiciales intentando andar con la espalda lo más recta posible.

Para obtener todos los beneficio de la higiene postural los expertos en la material señalan que a partir de la semana 32 o cuando el volumen del vientre sea considerable es aconsejable asistir a algún curso de preparación para la maternidad.

Un dolor muy común

Sin lugar a dudas el dolor lumbar o de espalda es uno de los más comunes en la gestación, especialmente en el tercer trimestre, estadisticamente más del 70 por ciento de las mujeres lo padecen.

Al aumentar la curva lumbar junto con la mayor movilidad de las articulaciones y los cambios hormonales generan que los dolores sean grandes, además de la aparición de los calambres.

En términos generales el aumento del peso en las mujeres embarazadas no se reparte en todo el cuerpo sino que se centra específicamente en la zona del abdomen, por esa razón para evitar los dolores se deben tomar ciertas posturas.

Otro dolor frecuente es el denominado lumbociatalgia, un dolor punzante que empieza en la parte baja de la espalda y alcanza los glúteos, donde es más intenso.

Consejos prácticos para una buena postura en el embarazo

Es muy importante que evites las posturas incomodas o perjudiciales intentando andar con la espalda lo más recta posible y los glúteos apretados, un ben ejercicio que puedes hacer a diario es caminar, pero haciéndolo correctamente y con la aprobación de tu médico.

Si tienes que estar mucho tiempo de pie tienes que separar un poco las piernas con el fin de equilibrar el peso pasando la carga de una pierna a la otra. Lo más aconsejable es encontrar un punto de apoyo en donde colocar uno de los pies mientras se pasa el peso hacia la otra pierna.

Al sentarse deberás prestar atención a cómo lo haces y corregir la postura, se tiene que pegar la pelvis y las lumbares al respaldo de la silla consiguiendo poner la espalda recta y colocando las rodillas flexionadas, evita cruzar las piernas. Podrás ponerte un cojín colocándolo en la zona de la espalda con el fin de mantenerla recta.

Vía | Webconsultas
Foto | Flickr – Christian Cordoba

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *