1 febrero 2013 Desarrollo

Niño hablando

Cuando un niño necesita afinar el habla se apoya en una realimentación diferente a la que emplean los adultos. Hasta hoy se sabía que los adultos se valen de la realimentación auditiva cuando necesitan retocar y ajustar la pronunciación.

Desde el Centro de Investigación Auditiva Aplicada de la Universidad Técnica de Dinamarca, Ewen Mac Donalds se dedicó a investigar si este comportamiento era el mismo en los niños. Para eso se hizo una prueba en la que participaron adultos y niños.

Ambos grupos debían repetir el término ‘bed’ (cama en ingles), cuando lo hacían oían su propia voz por medio de auriculares. Quienes estaban realizando el estudio cambiaron el espectro sonoro para que escucharan ‘bad’ (malo, en inglés). Entonces se vio que los adultos y los pequeños de cuatro años intentaban corregir el error cambiando su pronunciación, en cambio los niños de dos años no intentaron cambiar la expresión anterior. Esto demostró que no se valían de la retroalimentación auditiva para poder controlar el habla.

Se estima que estos niños pueden haber suprimido el mecanismo de realimentación, Mac Donald supone que quizás no lleguen a escucharse a sí mismo hasta que tienen más años. En ese caso es posible que para calibrar su voz dependan de la realimentación que le brindan las voces de los adultos.

A partir de los resultados de este estudio los adultos deberíamos tener presente la importancia de hablarles e interactuar con el niño de manera normal.

Vía | Investigación y Ciencia
Foto | Flickr – Zahira

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 1 febrero 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *