14 mayo 2016 Embarazo

Un problema frecuente en las mujeres

Si estás notando que tus tobillos y tus pies se están hinchando quiere decir que estás experimentando un edema. Esto es consecuencia de que se acumule demasiado líquido en los tejidos.

Normalmente durante el embarazo es normal que se retenga más líquido, sucede como un cambio en las propiedades de la sangre que generan que se acumule algo de líquido en los tejidos. Por otro lado, el útero de la mujer embarazada ejerce cada vez más presión en la vena cava y en las venas pélvicas. La presión del útero provoca que la sangre que vuelve de las piernas al corazón circule de manera más lenta, y así el fluido de las venas se retiene en los tejidos de los tobillos y de los pies.

Este problema es más frecuente en los tres primeros meses de gestación, y los síntomas son más severos en mujeres con exceso de flujo amniótico o con embarazos múltiples. Estos edemas empeoran en el verano y al finalizar el día.

La hinchazón desaparecerá cuando nazca el bebé, a medida que el cuerpo comience a eliminar el exceso de líquido.

Además de los pies y los tobillos las manos también pueden hincharse, esto también es normal, pero si notas que se hinchó la zona alrededor de los ojos u otra parte de la cara se deberá llamar al médico, esto puede llegar a ser un signo de preeclampsia, una enfermedad grave.

También es aconsejable llamar al médico si la hinchazón de las piernas es acompañada de un fuerte dolor, ya que se podría estar frente a un coágulo sanguíneo.

En los casos normales disminuir la hinchazón es posible, solo será necesario recostarse de costado, así se podrá aliviar el aumento de la presión en las venas, lo ideal es que la mujer embarazada se recueste sobre el lado izquierdo, ya que la vena cava está en el lado derecho del cuerpo.

Otra buena medida es colocar los pies en alto cuando se tenga un rato libre, si se trabaja en un escritorio se puede tener a mano una banqueta o una pila de libros. Se tiene que evitar cruzar las piernas mientras se está sentada.

El calzado que se use durante el embarazo deberá ser cómodo, que permita la hinchazón de los pies, además se deberá evitar usar calcetines o medias muy apretadas en la pantorrilla. Las medias ideales son hasta la cintura, las que son especialmente diseñadas para embarazadas.

Vía | Baby Center
Foto | Flickr – COM Salud

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • ¡Hola! Estamos entrando de pleno en el verano, y con el calor se acentúa el hinchazón de las piernas en el embarazo. A las mamás lo que les recomiendo es hacer ejercicio ( en especial andar), descansar con los pies en alto y por supuesto el uso de medias de compresión. Existen unas específicas para el embarazo, que no aprietan en la barriga y que van genial. Mucho ánimo a todas las futuras mamás y a pasar este verano metidas en la piscina o en la playa!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *