7 julio 2014 Consejos, Embarazo, Salud

Pies hinchados en el embarazo

Con la llegada del verano y las altas temperaturas suele ser habitual que nuestros pies sufran, mucho más si estás embarazada y en los últimos meses de gestación. El peso, los problemas de circulación y la retención de líquidos se unen al calor para que nuestros pies aumenten su tamaño de forma considerable, de hecho a veces es bastante complicado calzarse adecuadamente.

Es por ello que desde el Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana se ha elaborado un informe con una serie de consejos para que las embarazadas puedan prevenir el hinchazón de sus pies. Aunque siempre debemos consultar con nuestro ginecólogo, algunas pautas nos pueden servir para el día a día.

  • Pasear contribuye a mejorar la circulación y ahora en verano mucho más si se hace en la playa. Primero por la arena mojada, después por la orilla con los pies en el agua y luego sobre la arena seca. Eso sí, siempre controlando el cansancio.
  • Controlar el peso el básico para no engordar demasiado.
  • Poner los pies en alto mejora la circulación y también es aconsejable no estar mucho tiempo de pie.
  • Mantener el cuerpo a una temperatura equilibrada y evitar los excesos de calor, ya que ello ayuda a los hinchazones.
  • Debemos hidratar los pies a diario, bien con cremas específicas para ello que consigan el efecto frío, o utilizar la habitual metiéndola antes en el frigorífico.
  • Acudir al podólogo siempre que notemos alguna dureza, de esta forma la hidratación será mucho más efectiva y duradera.
  • Masaje y baños de contraste(frío-calor) al acabar el día, son el remedio más eficaz para un día caluroso.

Vía | Entorno inteligente
Foto | Femenic

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 8 julio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *