15 mayo 2009 Desarrollo, Juegos y juguetes, Recién Nacido

Juegos para ayudarle a adaptarse a la gravedad

Cuando un niño nace tiene que abandonar de golpe la postural fetal con la que se encontraba tan cómodo (espalda redondeada, brazos recogidos y cabeza hacia delante). Al nacer su espalda y su cabeza tienden a caerse hacia los lados y sus extremidades hacia abajo por la fuerza de la gravedad.

Entonces el bebé tiene que aprender a mantener el equilibrio de su propio cuerpo, algo que será progresivo durante su primer año de vida. No obstante, los padres pueden ayudarle con unos divertidos juegos.

¡Estoy aquí!

  • Colocándose al nivel del niño de modo que te vea bien la cara hay que llamar su atención con cuentos, canciones, muecas, sonidos… el caso es que se vea obligado a seguirte con su cabeza y mirarte. De este modo cogerá fuerza en su cabeza y le ayudará a desarrollar su movilidad.

¡Oh, mira!

  • Se colocan varios juguetes pequeños en el lugar en el que lo sueles poner para jugar y te sientas allí y sientas a tu bebé en tus rodillas y le sujetas de las axilas, para que se vaya acostumbrando a la postura de estar sentado. Ahí le vas enseñando uno a uno los juguetes para que los manipule. Las primeras veces, este juego no puede durar más de unos minutos.

¡Arre, borriquito!

  • Se realiza cuando el niño sea capaz de mantenerse sentado. Estando tú sentado coloca al niño en tus piernas mirando hacia ti con sus piernas abiertas colgando a ambos lados de las tuyas. Sujétale por debajo de sus brazos y mueve tus piernas hacia arriba y abajo haciéndole botar suavemente, al tiempo que le cantas una canción. De este modo, incrementarás su control motor y su equilibrio.

Fuente | El Bebé
Más información | Uno más en la familia: ‘Tu bebé también tiene que hacer ejercicio’

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Reforzar el equilibrio 26 septiembre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *