31 julio 2014 Embarazo, Salud

Hematomas placentarios

Se llama hematomas placentarios a aquellas acumulaciones de sangre que se producen entre la placenta y la superficie endometrial, que es la capa del útero donde se instala la placenta para ir alimentando y desarrollando al bebé. Por regla general no vienen acompañados de ningún síntoma que nos indique que está instalado ahí, así que sólo podremos saber de su existencia a través de una ecografía o si se produjera sangrado. De hecho se cree que el 20 por ciento de las embarazadas presentan algún hematoma durante la gestación.

En el caso de tener el mínimo indicio, tanto si hemos manchado como si el ginecólogo nos lo ha detectado en uno de los controles, debemos seguir al pie de la letra las indicaciones que nos marque. Dependiendo del tamaño será más o menos peligroso, pero en cualquier caso nos va a indicar que estemos en reposo absoluto. En la mayoría de los casos, el mismo cuerpo reabsorbe esta bolsa sanguínea y el embarazo sigue sin mayores complicaciones.

El pronóstico del hematoma, que siempre tendrá que hacerlo nuestro ginecólogo, se valora en dos vertientes: el tamaño y la ubicación. Un hematoma pequeño no suele suponer ningún riesgo, ya que a medida que va avanzando el embarazo, como hemos dicho, será nuestro propio cuerpo el que lo elimine. Pero si es grande y está situado en un sitio comprometido puede provocar la rotura de la placenta, llevarnos al aborto o a un parto prematuro si el embarazo ya está muy avanzado.

Aunque durante los primeros meses de embarazo las pérdidas de sangre no son del todo extrañas, sí debes llevar un control exhaustivo en el caso de que fueran debidas a un hematoma. Siempre seguir las indicaciones del ginecólogo que, lo más probable es que te ordene reposo absoluto, nada de relaciones sexuales y, en algunos casos, te recetará algún tratamiento de progesterona.

Vía | Bebés en camino
Foto | Dr. Fernando Pérez

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 31 julio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *