5 septiembre 2016 Desarrollo, Embarazo

frutas en el embarazo

Uno de los alimentos imprescindibles en la dieta de cualquier ser humano son las frutas. Gracias a su variedad en sabores, su diversidad en las texturas y la gran cantidad de buenos nutrientes que contienen, resultan ideales para cualquier momento de nuestra vida, pero mucho más si, en el caso de las mujeres, nos encontramos esperando un bebé ya que aquello que consumimos se convierte, también, en fuente de vida y energía para nuestro pequeñín.

Un reciente estudio, realizado en Canadá, ha demostrado que aquellas madres que han tomado una importante cantidad de frutas a lo largo de la gestación, sus bebés presentaban un mejor desarrollo cognitivo al cumplir un año.

Frutas para estimular al bebé

Se trata de un estudio científico realizado en la Universidad de Alberta, en Canadá, y que ha sido publicado en la revista EbioMedicine, tras unos resultados especialmente satisfactorios de la relación que tiene la ingesta de frutas, a lo largo del embarazo, y el aprendizaje de nuestros bebés cuando llegan al año de vida. Al parecer, su desarrollo cognitivo es mejor para aquellos cuyas mamás han consumido fruta de forma regular mientras estaban embarazadas.

Como muestra se tomaron a 668 niños a los que se les hizo un seguimiento a lo largo del primer año de vida y a sus madres sobre el consumo de fruta que hicieron a lo largo de los nueve meses de gestación. El resultado, aunque los expertos quieren ser muy cautelosos, fue que aquellas mamás que comían fruta cada día tenían bebés “más listos”.

En cualquier caso, los investigadores apuntan que todavía queda mucho por estudiar sobre este tema y tampoco quieren empujar a las embarazadas a que se centren en la fruta como único alimento, pero sí que la tengan en cuenta y la coman de forma moderada.

frutas en el embarazo

Las frutas en el embarazo ¿son buenas todas?

En principio no tiene por qué existir unas frutas más o menos sanas para la gestación, pero sí es muy recomendable que sean variadas y no nos limitemos a un sólo tipo. Entre las más beneficiosas se encuentran aquellas que nos aportan buenas dosis de vitamina C como la naranja, el pomelo o la piña, entre otras muchas.

Lo que sí es especialmente recomendable es que las frutas estén bien lavadas, mucho mejor si las pelamos. No olvidemos que a lo largo del embarazo se pueden presentar algunos problemas de infecciones o complicaciones con los alimentos, como la toxoplasmosis, que pueden traernos graves consecuencias.

Vía | Informe 21
Fotos | Segundo médico y Vivir sanos

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *