21 septiembre 2012 Desarrollo

Uso excesivo del chupete
En varias ocasiones se ha discutido lo positivo o no del uso del chupete en los bebés. El uso del chupete, aunque puede calmar un momento de ansiedad o tristeza del niño, puede llegar a perjudicar al recién nacido a nivel físico e incluso psíquico, según diversos estudios que han dado dicha conclusión.

A este último nivel nos referimos en este post. Una investigación realizada por la Universidad de Wisconsin-Madison, en Estados Unidos, con bebés varones, ha llegado a la conclusión de que el uso muy frecuente del chupete puede afectar al desarrollo emocional del niño, de cara a alcanzar una madurez óptima.

Ese uso en demasía del chupete puede afectar, según el estudio, a las expresiones faciales que los niños desarrollan cuando son pequeños, llegando a alterar su capacidad de aprendizaje y de imitación dentro del lenguaje corporal. Esto perjudica seriamente al bebé, ya que en sus primeros meses de vida, sus manera de expresarse es a través de dicho lenguaje, imitando lo que ve a su alrededor.

Según los investigadores, al tener el chupete en la boca continuamente, pierde esa capacidad para imitar y gesticular, perdiendo también nivel en su expresión. Esa manera de expresar todo lo que aprende, observando a su entorno, influye en su futuro desarrollo emocional, sobre todo a la hora de expresarse ya de otra manera.

Muchas han sido los motivos por los que no se considera beneficioso el uso del chupete. Malformación en los dientes, aparición de llagas en boca y paladar, perjuicio a la lactancia materna e, incluso, algún tipo de relación con la otitis. Posibles perjuicios en el desarrollo emocional se añade a la lista.

Vía | 20minutos.es

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 septiembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *