26 noviembre 2008 Embarazo, Salud

Ecografia

Dentro de dos semanas voy a mi última ecografía programada (estoy llevando el parto por la sanidad pública y en este caso el protocolo de actuación es realizar una a las 12 semanas, otra a las 20 y otra a las 34). Estoy deseando ir porque desde la segunda a la tercera son muchas las semanas que pasan y me apetece volver a echar un vistazo a mi bebé.

Las ecografías son unas de las pruebas más importantes en el seguimiento de un embarazo, ya que permiten a los médicos comprobar tamaño, posición de la placenta, cantidad de líquido amniótico, medidas, posición, desarrollo de los órganos, latido fetal y otros parámetros que indicarán si todo va bien.

Para la futura mamá, además, es de los momentos más importantes ya que desde la primera a la última, las ecografías son como fotografías de nuestros bebés a los que podemos ver de vez en cuando. Incluso, si lo queremos saber – y se deja ver – se puede llegar a distinguir el sexo y así hablarle con un poco más de propiedad.

Si es la primera ecografía podremos además comprobar que efectivamente hay una cosita en nuestro interior que se mueve, bracea y patalea (es la más nítida, ya que el tamaño del feto permite contemplarle por completo moviéndose en el líquido amniótico).

Cuanto más grande vaya siendo el feto, más ayuda necesitaremos para interpretar las siguientes imágenes que veamos (estoy hablando sobre todo de las ecografías en dos dimensiones en la que parece que todo son manchas). Si tienes suerte y el médico que te está haciendo la ecografía te va indicando las diversas partes del cuerpecito, entonces podrás llegar a distinguir los pies, las piernas, la espalda, la cabeza e incluso los pies perfectamente.

Luego están las ecografías en 3D y 4D, que desde hace un tiempo hacen furor entre las futuras mamás, ya que la nitidez y el movimiento en tiempo real ayuda a observar mucho mejor al bebé (además, te suelen dar un DVD con el que montar una pequeña sesión de cine con los familiares y amigos). Mediante este tipo de ecografías, se ha podido ver con total claridad cómo los fetos se chupan el dedo, se tapan la cara con las manos o incluso bostezan. Los expertos recomiendan realizarlas entre las 24 y las 32 semanas.

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Detector de latidos fetales 9 marzo 2009
  2. Embarazo, semana 13 1 abril 2009
  3. Ecografía (Transvaginal y abdominal) 24 abril 2009
  4. Embarazo, semana 19 28 abril 2009
  5. Embarazo, semana 20 30 abril 2009
  6. Ecografías 3D y 4D 19 junio 2009
  7. El primer reportaje fotográfico y en video para nuestro bebé 20 enero 2010
  8. Ecografía 4D emocional para unir lazos con el bebé 12 abril 2010
  9. Obligadas a escuchar al feto antes de abortar 12 enero 2012
  10. Soy Padre: Cuando pude ver las primeras ecografías 31 mayo 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *