15 marzo 2011 Noticias, Recién Nacido, Salud

La curación de Alba no dependió de la sangre de su cordón umbilical
Alba ha sido noticia por su recuperación de un meduloblastoma. En realidad la noticia ha sido que se ha utilizado sangre de su cordón umbilical en el tratamiento. Los padres lo habían conservado en un banco privado y así se lo hicieron saber a los médicos que trataron a la niña. Esto ha provocado que algunos padres se sientan mal por no haber conservado el cordón o por haberlo donado en lugar de almacenarlo para uso privado.

Rafael Matesanz, director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) y Enric Carreras, presidente de la Fundación Josep Carreras, que incluye el Registro de Donantes de Médula Ósea (REDMO), quieren tranquilizar a los padres y contar la realidad. Y es que la niña no se curó por la sangre del cordón, en realidad aún, dos años después, no puede hablarse de curación. Carreras explica que, “se está lanzando un mensaje erróneo. La niña aún no está curada y, en cualquier caso, el mérito no es del trasplante de cordón. Había otras opciones. Me preocupa que se generen falsas esperanzas”.

Matesanz coincide que es, muy peligroso que la gente piense que sin el trasplante de cordón no se hubiera salvado, porque no es cierto. El procedimiento estándar es usar las células de la sangre periférica y, como se ha visto otras veces, se obtiene el mismo resultado. Es importante que las familias sepan que si su hijo sufre la misma enfermedad que Alba podrá ser tratado, aunque no hayan guardado muestras del cordón”.

Aunque es totalmente respetable la decisión de los padres que deciden conservar el cordón en lugar de donarlo, deben tener claro que en la mayoría de los casos no servirá y habrá que recurrir a un banco público. Rafael Matesanz lo explica, “las células de los cordones se usan sobre todo para tratar leucemias y, muchas veces, éstas tienen un componente genético, por lo que un cordón propio no sirve y hay que recurrir a muestras ajenas. En el mundo se han practicado unas 14.000 o 15.000 intervenciones con cordones ajenos, procedentes de bancos públicos, frente a las poquísimas que se han hecho con cordones propios, guardados en centros privados”. Termina afirmando que la decisión de conservarlo es respetable pero poco rentable por las escasas posibilidades de usarlo en el hijo.

El director de Crio-Cord, Guillermo Muñoz, el banco que conservaba el cordón de Albam, declara que, la mayoría de los trasplantes se han hecho con muestras de bancos públicos. Lo único que nosotros ofrecemos es que garantizamos a la familia que, en caso de necesitarlo, pueda tenerlo”.

Vía | El Mundo
Foto | Flickr-Erwinkarim

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 15 marzo 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *