23 marzo 2016 Consejos, Desarrollo

aprender a hablar

Desde que nuestro niño nace está intentando comunicarse con nosotros de diferentes maneras: el llanto, los gestos o el balbuceo, son algunos de ellos. Pero será a partir del año, más o menos, cuando nuestro peque empiece a pronunciar sus primeras palabras. Primero serán sílabas casi inteligibles que, después, irán formando palabras con su entero significado. Evidentemente, depende de cada niño y su desarrollo, o estímulos que reciba de su alrededor, empezará antes o después a hablar.

Pero ¿qué podemos hacer nosotros para que nuestro niño aprenda a hablar de forma más correcta, con el lenguaje apropiado y mucho más fluido? Aquí te dejo algunos consejos que, quizás, te puedan servir.

  • Debemos dirigirnos al niño con palabras sencillas, claras y de forma tranquila.
  • Deja que tome la iniciativa a la hora de hablar, no te adelantes a aquello que él quiere decir.
  • Cuando utilice una onomatopeya en lugar del nombre, corrígele. Suele ser muy habitual llamar “guau” al perro o “miau” al gato.
  • Durante los silencios también está aprendiendo, así que evita hablarle y hablarle sin parar.
  • Alarga sus oraciones, es normal que hable al estilo apache: “mamá pan”, tú puedes decirle: “Sí, mamá te va a dar pan”.
  • También es bueno hacerles preguntas que les obliguen a elegir. “¿Quieres pan o prefieres galletas?” De esta forma tendrá que nombrar aquello que desea.
  • Cuéntale cuentos, cántale y enséñale alguna poesía. En estas actividades, que resultan ser de lo más divertidas, hay suficiente material verbal como para que nuestro pequeño vaya almacenando un buen número de palabras.
  • Felicítale cada vez que aprenda una palabra nueva o nombre cualquier objeto con la palabra adecuada.

Vía | Padres e hijos
Foto | Pixabay – PublicDomainPictures

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *