3 julio 2010 Embarazo, Salud

colestasis intrahepatica del embarazo

Se trata de una complicación sufrida por la mujer durante el periodo de gestación y que afecta al hígado. Se produce cuando hay una interferencia en el flujo de la bilis hacia los intestinos, al no producirse la correcta evacuación parte de estas sales biliares se introduce en la sangre lo que provoca una característica picazón.

La estadística nos habla de 1 de cada mil mujeres y, curiosamente, la padecen más las embarazadas chilenas y suecas. Es más probable que la sufran aquellas mujeres que ya la hayan podido tener en un embarazo anterior o que tengan antecedentes familiares con este mismo problema, incluso ascienden las probabilidades cuando se trata de un embarazo múltiple. Generalmente aparece en el tercer trimestre de aunque también se han dado casos de colestasis intrahepática en el segundo.

Las complicaciones que puede ocasionar en el embarazo suelen ser sufrimiento fetal, parto prematuro o, incluso, fallecimiento del bebé. Esto es debido a que la acumulación de bilis no expulsada crea unos alarmantes niveles de bilirrubina que pueden llegar a contaminar el útero, siendo tóxicos para el niño.

El síntoma más característico es el picor por todo el cuerpo y la aparición de prurito. También es característico el color de la orina, que aparece mucho más oscura de lo normal y, en el caso contrario, lo blanquecinas que aparecen las heces. La piel se torna amarilla, síntoma de ictericia, además son frecuentes los vómitos, nauseas y dolores abdominales. Una analítica de sangre determinará si se trata de colestasis.

El único tratamiento que existe es para aliviar el picor por eso tu ginecólogo se centrará en evitar el sufrimiento fetal, por lo que en cuanto vea que el bebé tiene ya sus pulmones perfectamente maduros (alrededor de la semana 37) te propondrá la inducción al parto, dejarle continuar más tiempo puede suponer graves riesgos.

Vía | Babysitio

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 3 julio 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *