22 marzo 2010 Consejos, Entretenimiento, Padres y madres, Recién Nacido

Los bebés recién nacidos, los mejores modelos_
Fotografiar a nuestros bebés es algo que no pasa desapercibido a ningún padre. Quien más y quien menos atesora las instantáneas de sus hijos. Los más exagerados coleccionan cientos y cientos de álbumes y los que menos se conforman con unas cuantas para llevar en la cartera.

Pero lo que de verdad se está imponiendo son las fotografías de estudio de bebés. Un pequeño boom con nuestro hijo dentro de una cesta o simulando ser una mariquita. La clave para que estas imágenes sean verdaderamente profesionales está en hacerlas durante los primeros 10 días del bebé.

La pionera en este campo fue la australiana Anne Geddes. Hoy en día, en Estados Unidos se prodigan por doquier. Una oferta destinada a satisfacer la alta demanda existente. Todo el mundo quiere una foto del recién nacido para atrapar en el tiempo la inocencia, tranquilidad y felicidad que transmiten.

Sin embargo, fotografiar a un bebé no es tan sencillo. Para poder conseguir esas poses tan divertidas o amorosas hace falta mucha preparación. Para la fotógrafa canadiense Stephanie Robin, hacer este trabajo con bebés recién nacidos facilita mucho la tarea.

Primero porque los pequeños con menos de 10 días más o menos tienen un sueño más profundo, y segundo porque aún “mantienen la flexibilidad de cuando estaban en el vientre materno”.

Esta mujer y fisioterapeuta también asegura que es importante no hacer daño a los niños y que se sientan cómodos, porque sino no hay nada que hacer. “Cada bebé tiene sus límites y no todos los bebés toleran todas las posturas”. Hay que tener cuidado no sea que por imita alguna instantánea que nos guste vayamos a lesionar al pequeño.

Para la luz, dice que es mejor la natural que los flashes porque da un toque mucho más bonito y favorece a los recién nacidos. Yo añado que, también es más sano en especial si tienen los ojitos abiertos.

Finalmente esta fotógrafa subraya que los complementos de aspecto muy natural o rudimentarios son los que mejor aportan ese toque de serenidad a los bebés. Habla de cestas u otros elementos de madera, mimbre o tela porque “tienden a ensalzar a los bebés y a su piel suave. Hacen que el centro de atracción de las imágenes sea el niño y no el decorado”, concluye.

Eso sí, si finalmente te decides a hacer las fotos artísticas de tu bebé, acuérdate de que si las cuelgas en internet pasarán a ser públicas, las podrá ver todo el mundo y estarán para siempre en la red, o sea que piénsatelo bien primero.

Vía | La información
Más información | Consejos para fotografiar a los bebés

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 marzo 2010
  2. Día de la Madre: Sesión fotográfica profesional para mamá 30 abril 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *