26 agosto 2009 Embarazo, Noticias, Opinión

El bajo peso al nacer puede provocar al niño problemas de sueño
Un estudio publicado en la revista Sleep, señala que los niños que nacen a término pero con una talla menor a la media, pueden tener trastornos de sueño durante su vida. Para ello evaluaron a 289 niños de 8 años, nacidos sanos, a los que se dió un actígrafo, que es un dispositivo similar a un reloj de pulsera que mide los patrones de sueño y de actividad. Sus padres rellenaron un cuestionariio estandar sobre el sueño de sus hijos.

El resultado fue que cuanto menor había sido el peso y la talla del niño al nacer, más posibilidades tenía de tener alteraciones del sueño, o un sueño de baja calidad. La eficacia del sueño es la capacidad de una persona para quedarse dormida y mantenerse mientras su cabeza está sobre la almohada. De todos los niños estudiados, 26 tuvieron un bajo nivel de eficacia del sueño.

Aunque los investigadores consideran probado que el tamaño pequeño al nacer, en niños nacidos a término y sanos, eleva el riesgo de sufrir problemas de sueño, también afirman que nacer con una talla pequeña no implica que el niño esté destinado a sufrir trastornos del sueño.

Asociaron también el consumo de alcohol durante el embarazo con este riesgo, incluso en cantidades moderadas. De hecho entre los niños cuyas madres bebieron una copa de alcohol a la semana, durante la gestación, el riesgo de dormir poco y tener un sueño poco eficaz, fue tres veces mayor que en el resto de los niños.

No pudieron relacionar el tabaco con estos problemas, porque según dicen, pocas madres reconocieron haber fumado durante el embarazo. Es curioso que quien consume alcohol lo cuente, pero quien fuma lo oculte. No entiendo la lógica de estos investigadores o de las madres investigadas.

Vía | Europa Press
Foto | Fron los tu de river

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *