3 agosto 2009 Consejos, Ocio, Otros, Padres y madres

un alojamiento en la montaña para toda la familia

Puede que hayamos decidido, este verano, alejarnos de la multitudinaria playa o de las ciudades con sus idas y venidas asfálticas. Esta vez hemos preferido elegir el silencio de la montaña y el descanso de la naturaleza en toda su plenitud. Como en cualquier otro destino, es importante que planeemos con antelación y sepamos elegir bien el lugar donde vamos a pasar estos días de expansión, sobre todo si acudimos en familia y con niños pequeños.

Primero debemos plantearnos una serie de cuestiones:

  • Tener claro cual es la estructura del grupo con el que acudimos: sólo nosotros con los niños, si nos acompañarán los abuelos, tíos o sobrinos o si otra familia de amigos compartirán nuestra aventura.
  • De cuanto tiempo disponemos. No es lo mismo planificar un fin de semana que un puente o más días. En este último caso necesitaremos más tiempo de planificación.
  • Qué tipo de instalaciones queremos: hotel, casa rural, apartamento… Hay que intentar satisfacer los gustos y necesidades de todos.
  • Informarse bien de todos los lugares que podemos visitar y las actividades que podemos desarrollar con los niños. Incluso si buscamos un tipo de paisaje determinado: río, lago, bosque… o lugares concretos que nos ofrezcan actividades extras que nos ayuden a ocupar esos días de ocio.

Encontrar el alojamiento perfecto para toda la familia puede tener, también, su buena parte de suerte, por eso es importante que tengamos en cuenta y respondamos a las preguntas antes planteadas, para no dejar todo en manos del azar y lo que debe ser una época de descanso, se convierta en un auténtico infierno. También es importante seguir estas recomendaciones:

  • Busca los alojamientos a través de varios métodos: páginas web, oficinas de turismo, agencias de viaje y, lo que mejor suele funcionar, el boca a boca y la experiencia de otras familias que hayan acudido allí con sus niños.
  • Una vez seleccionado, hacer la reserva. También podemos adelantarnos y pactar una serie de actividades para toda la familia. No olvidar tener en cuenta los gustos de todos, lo importante es que sea variada y ofrezca alternativas para toda la familia
  • Recoger la mayor información posible del lugar y sus alrededores. Hacer partícipe a todos los componentes del grupo y planificar el resto entre todos.

Vía | Viajar en familia

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • Excelente artículo. El turismo rural es una de las mejores opciones para disfrutar en familia.
    Una muy buen alternativa para alejarnos de la ciudad en cualquier época del año y realizar actividades juntos en un ambiente único

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 3 agosto 2009
  2. Turismo rural en el Puente de Octubre 20 septiembre 2009
  3. Viajar con niños: Asturias 16 noviembre 2009
  4. Semana Santa con niños: Escapada rural por Girona 27 marzo 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *