Vínculo entre el estrés y la ovulación

Vínculo entre el estrés y la ovulación

Escrito por: Leticia   @leticiadelpino    4 enero 2018     Sin comentarios     3 minutos

Se demostró que el estrés influye en las hormonas de la ovulación, además de la edad, que di alguna manera puede dificultar el embarazo.

Diferentes investigación demostraron que el estrés influye de forma directa en las hormonas de la ovulación, además de la edad, que de alguna manera puede dificultar el embarazo.

El estrés durante el proceso de ovulación genera que se active la producción de la adrenocorticotropina provocando que la corteza suprarrenal aumente la producción de cortisol. En el caso de los cuadros de estrés crónico se generarían problemas en la producción de los ovocitos.

La darse la liberación de cortisol se permite la degradación de las proteínas y la conversión de la misma en glucosa, lo que facilita que las grasas estén disponibles para obtener energía, incrementando el flujo de la sangre. Así se estimula la capacidad de respuesta conductual y se disminuye la respuesta de las gónadas a la hormona luteinizantes, suprimiendo la secreción de hormonas esteroides sexuales.

Tengamos presente que a partir de los 35 años de edad la fertilidad disminuye un 15 por ciento.

Cuando existen cuadros de estrés se pueden alterar el funcionamiento del eje hipotalámico provocando que varíen los niveles de producción de las hormonas que están involucradas en el ciclo menstrual. Esto también tendrá sus efectos en las mujeres que pasan por tratamientos de fertilización in vitro para conseguir un embarazo.

Tampoco podemos echarle la culpa de todo al estrés, es cierto también que estos problemas se dan en muchos casos por retrasar la edad de la maternidad. Se estima que en las últimas décadas la mujer ha aplazado la llegada de su primer hijo al menos unos 10 años. Tengamos presente que a partir de los 35 años de edad la fertilidad disminuye un 15 por ciento.

Existen otras causas que no siempre se pueden ver en los análisis ni en las ecografías. Los médicos pueden observar todos los días como en ciertos casos, a pesar de no ver un factor explicativo de la infertilidad, cuando se lleva adelante una tratamiento de FIV se empieza a ver cuál es el comportamiento de los gametos de la pareja encontrándose diferentes causas que nos explican los problemas de infertilidad.

Estadisticamente se sabe que las mujeres que tienen altos niveles de estrés o están atravesando por un cuadro de ansiedad llegan a ovular hasta un 20 por ciento menos. Existen ciertos síntomas claros del estrés, como los cambios en el peso o en el apetito, períodos de depresión o caer en adicciones. Pero también se relaciona al estrés con la baja en la ovulación en el caso de las mujeres y en los hombres una mala calidad del líquido seminal.

El estrés podrá afectar de manera negativa en el funcionamiento del hipotálamo, glándula que se encuentra en el cerebro que se encarga de regular el apetito, las emociones y las hormonas que mandan la señal a los ovarios para liberar los óvulos. Si la mujer está estresada puede suceder que ovule más tarde en el ciclo reproductivo. Al incrementarse esa hormona también disminuye la libido Al disminuir las relaciones sexuales evidentemente también lo harán las posibilidades de quedar embarazadas.

Vía | Natalben
Foto | Pixabay – Daniel Reche


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.