Toxoplasmosis

Toxoplasmosis

Escrito por: Belén    11 febrero 2009     17 Comentarios     1 minuto

La toxoplasmosis es una infección causada por el parásito toxoplasma gondii. Se encuentra en los animales domésticos como el gato, el ganado vacuno y las aves de corral y sobrevive en la carne cruda. Contraer la enfermedad durante el embarazo conlleva riesgo de aborto, y de enfermedades serias en el bebé una vez nacido. Por suerte es fácil prevenir.

No es necesario deshacerse del gato familiar. Tan sólo hay que tomar precauciones. Entre las pruebas rutinarias del embarazo, se analiza si la madre está o no inmunizada. Si lo está, ya ha pasado la enfermedad y no volverá a hacerlo, por lo que no hay que preocuparse.

Si la madre no tiene anticuerpos, tendrá que seguir fielmente unas sencillas normas:

  • No comer carne cruda, incluyendo los embutidos. Hay que cocinarla a más de 60º y no puede quedar roja
  • Lavarse bien las manos despues de cualquier contacto con carne cruda
  • Lavar a conciencia las verduras y pelar la fruta
  • No manipular la arena del gato. Debe encargarse otra persona
  • No dar carne cruda al animal
  • Procurar que el gato no salga de casa
  • Utilizar guantes para las labores de jardinería

No tener animales no implica estar libre de riesgos. Los areneros infantiles o los campos agrícolas son lugares dónde los gatos pueden dejar sus deposiciones. Por eso la higiene de las manos es tan importante como el resto de consejos.

Después de nueve meses sin poder probarlo, un bocadillo de chorizo te parecerá un manjar.

Más información | Nacer sano


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.