Pros y contras de los aparatos para localizar a los niños

Pros y contras de los aparatos para localizar a los niños

Escrito por: Mónica M. Bernardo    17 noviembre 2009     4 Comentarios     2 minutos

Si algún padre despistado pierde a sus hijos con frecuencia, que no se preocupe hay unos cuantos dispositivos para poder rastrear y localizar a los niños perdidos. La mayoría son inventos estadounidenses dado que allí las cifras de niños desaparecidos, secuestrados o asesinados son escalofriantes, y ante esos datos, los padres prefieren prevenir que curar.

La tecnología aplicada a estos casos es amplia, va desde alarmas con pinzas hasta geolocalizadores GPS que se colocan en las mochilas de los más pequeños o en algún peluche del que no se separan.

Sin embargo, los expertos advierten de que los aparatos modernos también tienen sus limitaciones y pueden crear preocupaciones adicionales. Al mismo tiempo, también existen ciertos mitos que nada tienen de cierto y que llegan a obsesionar a muchos padres.

“Incluso el mejor padre, con las mejores intenciones, puede acabar dándose cuenta de lo difícil que es rastrear a sus hijos todo el tiempo”, asegura el director de Brickhouse Security, una de las empresas que cuenta con una amplia variedad de estos aparatos.

Algunos de estos dispositivos se activan manualmente por parte de los progenitores del niño cuando han perdido de vista a éste. En ese momento se enciende la alarma que lleva el pequeño. Tienen un alcance de unos 200 metros. Otros tienen botones de pánico que activan los chiquillos si no encuentran a sus papás.

Otros artilugios que utilizan la tecnología GPS emiten señales vía satélite que los padres pueden localizar a través de internet. E, incluso, hay compañías de telefonía inalámbrica que ofrecen servicios de localización para rastrear celulares de una familia.

Las pegas de estos dispositivos es que las baterías suelen durar poco, los precios son altos, el tiempo puede interrumpir algunas señales y otros son bastante complejos.

Pero lo que nunca hay que olvidar es que cualquiera de estos dispositivos no puede sustituir nunca la alerta de los padres y la precaución que han de tener los pequeños. Estos dispositivos no tienen que servir ni para relajarse demasiado, ni para crear una ansiedad injustificada por la seguridad de los niños.

Vía | Tecnopadres
Foto | MercadoLibre


2 comentarios

  1. Maria dice:

    Si bien no pueden sustituir a un padre son muy útiles para desatender al niño un poco, sobre todo cuando llegan a la edad que se ponen a jugar de un lado a otro y dos ojos son pocos!

  2. Maikel87 dice:

    Pues yo diría que a día de hoy una opción más simple, barata y además que sirve de juguete al niño, es un movil o tablet con Gps integrado y alguna aplicación tipo Find my Phone o Find my device…o si queremos algo más avanzado, con una subscripción de Cerverus. Quizás para niños muy muy pequeños no, aunque cada vez más chicos ya manejan los teléfonos mejor que los mayores.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.