Manualidades para niños: Marionetas con emociones

Manualidades para niños: Marionetas con emociones

Escrito por: Sacra    18 mayo 2014     11 Comentarios     2 minutos

Educar a nuestros bebés es algo a lo que no siempre estamos bien preparados, especialmente cuando se trata de tocar las emociones, los sentimientos y esas sensaciones que pertenecen a la parte más interna y espiritual del ser humano. Nos puede resultar más o menos fácil enseñarles a que hay que cruzar con el semáforo en verde, ponerse el cinturón de seguridad cuando vamos en el coche o respetar el turno cuando estamos esperando subir al tobogán, pero ¿cómo les explicamos la tristeza, la alegría o la rabia?

Estos sentimientos nos van a acompañar durante el resto de nuestra vida y, a menudo, no sabemos bien como gestionarlos, especialmente cuando desconocemos aquello que estamos sintiendo. Por eso, ayudarles a reconocerlos y ponerles nombre también es parte de esa educación que le ayudará a sentirse equilibrados y pletóricos a lo largo de su crecimiento.

Lo mejor para educar a los niños es hacerlo a través del ejemplo, y nada mejor como la visión directa para encontrar la clave perfecta. Así que hoy vamos a animaros a fabricar estas divertidas marionetas de palo, que son muy sencillas de realizar, para explicar a los niños algunos de los sentimientos y emociones que podemos sentir a lo largo de nuestra vida.

Los materiales que necesitamos son: cartulinas, trocitos de lana, palos de helado, pegamento y rotuladores.

Lo primero que vamos a hacer es cortar unos círculos que nos servirán para la cara. Ahora vamos a dibujar los rostros representados distintas emociones: tristeza, alegría, vergüenza, dolor, pena, sorpresa… Podemos hacerlo con los rotuladores o, también si tenemos más tiempo y materiales, con goma eva u otras cartulinas de distintos colores. Para hacerlas más atractivas les hemos pegado unos trocitos de lanza a modo de pelo.

Luego las pegamos al palo del helado y les hemos colocado un lacito, para que queden más monas. Y ya sólo nos queda que los niños nos cuenten como se sienten cada día, aprendiendo a relacionar sus estados de humor con esas caras que nos muestran tan variados gestos.

Vía | Actividades infantil


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.