El embarazo también afecta a la visión

El embarazo también afecta a la visión

Escrito por: Sacra    1 noviembre 2016     Sin comentarios     3 minutos

Cuando una mujer se queda embarazada son muchos los cambios que su cuerpo experimenta para abrirse hacia el milagro de albergar una nueva vida. Nuestro cuerpo se revoluciona y cada partícula empieza a trabajar para convertir nuestro organismo en el lugar perfecto para ese ser, una maquinaria que, en algunos casos, se ve trastocada, aunque raramente de forma grave o irreversible.

Las culpables de estos cambios son las hormonas y en especial los estrógenos. Es así como al aumentar de número, podemos ver como retenemos más líquidos, por ejemplo, las encías las tenemos más sensibles o el pelo nos crece más rápido. Pero también nuestros ojos pueden verse alterados. Una de las causas más comunes, pero generalmente transitorias, es una mínima pérdida de visión.

Visión borrosa

Suele ser bastante común en las mujeres embarazadas que sientan como su vista ha dejado de ser totalmente clara y notan como una especie de nube le impide ver con claridad. Generalmente sólo se debe a la acumulación de líquidos que se producen a lo largo de la gestación. Del mismo modo que notarás los pies o los tobillos más hinchados, también la córnea experimenta una acumulación de líquidos. En muchos casos apenas es perceptible y suele desaparecer tras el parto.

Pero la visión borrosa también puede indicar que estamos ante un aumento de la presión arterial, por lo que es totalmente necesario que la lleves totalmente controlada, con el fin de no caer en problemas más graves como la preeclampsia.

Aumento en las dioptrías

Precisamente el mismo hecho de retención de líquido en las corneas y sensación de ver borroso, puede provocar que necesitemos aumentar la graduación de nuestras gafas. En la mayoría de los casos apenas es perceptible y se pasa tras el nacimiento del bebé, pero no está de más que visites a tu oftalmólogo para comprobar que es un problema transitorio.

Si ya padeces miopía antes del embarazo, es importante que te hagas una revisión completa, especialmente para comprobar que esos cambios hormonales no han provocado ningún tipo de lesión en la retina, ya que durante el parto podría tener graves consecuencias. En casos mucho más graves se podría realizar alguna intervención quirúrgica refractiva, especialmente con láser, ya que no provoca ningún problema en el bebé.

embarazada en el oftalmologo

Síndrome de ojo seco

Nuestro organismo necesita producir lágrimas para mantener el ojo bien hidratado, si no es así se produce lo que los expertos llaman como Síndrome de ojo seco. Lo notarás porque los ojos te pican, escuecen y notas como si tuvieras arenilla dentro, además si sueles llevar lentes de contacto, notarás que te producen tal molestia que te será imposible llevarlas.

Es importante que acudas al oftalmólogo para que valore la intensidad de este problema y si se puede solucionar con algún tipo de medicación, en forma de gotas, y que no resulta invasiva para la gestación. A menudo se suele comprobar que puede ser problema de la alimentación, por lo que te derivará a un nutricionista; y en otros casos, los más graves, se soluciona con una intervención en el lagrimal por medio de un láser.

Vía | Infosalus
Fotos | Dr. Carlos Carreras y El clarín


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.