El embarazo y sus etapas: síntomas y cambios en la madre

El embarazo y sus etapas: síntomas y cambios en la madre

Escrito por: Rebeca    30 diciembre 2018     Sin comentarios     6 minutos

La llegada de un bebé supone un período de 9 meses en los que el feto se va formando poco a poco en distintas etapas junto con cambios en el cuerpo de la madre

Estar embarazada es una de las etapas más emocionantes para una mujer, saber que dentro de si se lleva a un ser puro y hermoso, es de las mejores sensaciones de la vida, sin embargo, suele ser normal que además de esa emoción y felicidad también existan nervios, dudas y preocupación, sobre todo en aquellas mujeres que serán madres primerizas y que se están enfrentando por primera vez a todos los síntomas y cambios que se harán presentes en su cuerpo.

Para poder hacer frente y prevenir esos malestares, lo mejor es informarse sobre cómo se lleva a cabo la formación o desarrollo del feto, y sobre cuáles son los cambios normales que con el paso de las semanas sufre el organismo de una mujer embarazada.

En este artículo, brindaremos detalladamente toda la información necesaria para aclarar dudas y evitar preocupaciones innecesarias, permitiendo que tanto la madre como su bebé puedan disfrutar de un embarazo pleno y maravilloso.

Primer trimestre de embarazo

Cuando se habla del primer trimestre de embarazo se hace referencia a las primeras 12 semanas, es decir, los primeros tres de los nueve meses que dura el embarazo.

Durante este período, comienza el proceso de desarrollo y formación del embrión, una vez este se forma y se implanta en el útero (durante el primer mes), los cambios o síntomas que sufre la madre son internos (hormonales), por lo tanto son muy difíciles de percibir a simple vista. Los mareos, náuseas y cambios de humor comienzan a hacerse presentes debido a que se disparan las hormonas progesterona y hCG.

Para el segundo mes de embarazo, el embrión sigue creciendo, sus órganos y sistemas principales comienzan a formarse, ya comienza a latir su corazón y es posible apreciar su cabeza y extremidades, por otro lado, los síntomas en la madre se intensifican y otros nuevos aparecen. Después de la quinta semana es normal que los pechos aumenten su tamaño y se hagan más sensibles. También puede experimentar somnolencia y un cansancio matutino.

Para el tercer mes de embarazo la parte mas critica del embarazo ha terminado, la fase embrionaria se acaba y comienza la fetal, los órganos y sistemas ya están completos y comienza el desarrollo del reflejo patelar. Para la madre, los cambios externos se hacen notorios, la barriga comienza a crecer y las náuseas y vómitos frecuentes en meses anteriores comienzan a disminuir, sin embargo, las hormonas siguen haciendo de las suyas, es decir, que puede encontrarse más sensible emocionalmente, siendo probable que esté irritable o quiera llorar con más frecuencia.

Segundo trimestre del embarazo

En el segundo trimestre se habla del cuarto al sexto mes de embarazo, en este trimestre los riesgos de aborto o malformaciones congénitas han disminuido considerablemente y los cambios externos en la madre son mayores.

En el cuarto mes de embarazo, el feto ya ha crecido lo suficiente como para que la barriga de la madre sea notable a simple vista, esto hará que se presenten ligeros dolores en la zona pélvica, además los pechos incrementan aún más su tamaño pues las glándulas mamarias comienzan a desarrollarse, también es posible que aparezca la famosa rinitis del embarazo.

El quinto mes de embarazo es muy especial, pues durante algún momento de este período la madre sentirá por primera vez cómo su bebé se mueve dentro de ella. También las áreas del cerebro que se especializan en los sentidos comienzan a funcionar, es decir, que a partir del quinto mes ya el bebé puede escuchar los sonidos del exterior. En cuanto a la madre, su vientre seguirá creciendo y los órganos internos se moverán para ofrecerle más espacio al bebé. También es probable que las ganas de orinar sean mucho más frecuentes y que se presenten problemas de estreñimiento.

Para el sexto mes de embarazo los párpados, uñas y cejas del bebé ya se distinguen y además, su piel comienza a tomar color. El aparato respiratorio está formado pero continúa madurando y el sistema límbico, encargado de los sentimientos y emociones, sigue desarrollándose.

La madre, por otra parte, experimenta nuevos síntomas juntos a los anteriores que se siguen intensificando, durante este mes aparecen las temidas estrías, sin embargo, por esto no hay que preocuparse tanto pues existen maneras de prevenir su aparición. Otro de los nuevos síntomas que la madre puede experimentar son molestias en los dientes, en algunos casos incluso pueden sangrar las encías, sin embargo, nuevamente no hay porque preocuparse, pues esto se debe al incremento del nivel de estrógenos en el cuerpo.

Tercer trimestre de embarazo

El tercer trimestre del embarazo es la etapa final. Para el séptimo, octavo y noveno mes de embarazo el feto termina de formarse y está listo para salir.

En el séptimo mes de embarazo los problemas de movilidad y la sensación de cansancio aumentan considerablemente en la madre, las contracciones para preparar el útero se hacen presentes y la fatiga y la somnolencia igual, además los dolores en las piernas y las ganas de ir al baño continúan. Como recompensa a esto, el bebé continuará fortaleciéndose hasta el punto en el que, aún con sus débiles órganos, ya podría sobrevivir fuera del útero.

Para el octavo mes de embarazo el bebé ya estará prácticamente listo para salir, sus pulmones y otros sistemas y aparatos funcionarán perfectamente fuera del útero y sus huesos tendrán la fuerza suficiente. Mientras tanto, la madre se sentirá mucho más agotada y torpe de lo habitual, todo esto debido al gran incremento de peso. También la pelvis y las caderas comenzarán a adaptarse para dar libre paso al bebé.

El noveno mes de embarazo ha llegado, esto quiere decir que el embarazo ha terminado, los órganos y sistemas del bebé están funcionando a la perfeccioóo. La fatiga y el cansancio se incrementan aún más en la madre y los cambios hormonales provocan que las articulaciones se vuelvan más débiles.

Es entendible que son muchos los cambios y síntomas que una mujer tiene que sufrir y soportar durante el embarazo, sin embargo, todo esto queda recompensado y en el pasado al momento en el que la madre tiene a su hijo en brazos.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.