Para cuidar sus dientes los niños tienen que masticar

Para cuidar sus dientes los niños tienen que masticar

Escrito por: Belén    27 octubre 2009     2 Comentarios     2 minutos

Según los odontólogos están aumentando los casos de niños con los dientes montados unos sobre otros. Este apiñamiento dental estaría causado además de por la herencia genética, por una alimentación incorrecta, una mayor respiración por la boca y algunos malos hábitos infantiles. Según la doctora Olga Prieto de Clínicas Vital Dent, este problema se ocasiona […]

Según los odontólogos están aumentando los casos de niños con los dientes montados unos sobre otros. Este apiñamiento dental estaría causado además de por la herencia genética, por una alimentación incorrecta, una mayor respiración por la boca y algunos malos hábitos infantiles.

Según la doctora Olga Prieto de Clínicas Vital Dent, este problema se ocasiona por la desigualdad entre el tamaño de los dientes y el espacio disponible para que estén alineados. No es sólo un problema estético, ya que puede causar dificultades para comer porque no se pueda masticar bien, para hablar y problemas bucodentales al acumularse la placa entre los dientes.

La doctora recomienda que no se abuse de las comidas blandas y se de a los niños, comida que puedan masticar como manzanas o carne. La comida blanda según Olga Prieto “hace que los músculos y los huesos se vuelvan débiles y no se desarrollen correctamente”.

El apiñamiento de los dientes también se ve favorecido por el uso del chupete o el biberón después de los tres años y en los niños que se chupan el dedo frecuentemente. Todo esto puede, además, deformar el paladar del pequeño y aumenta las caries.

Sacra nos contó hace unos meses que el exceso de alimentos triturados también puede afectar a la estructura craneo facial del niño. Por tanto, desde que el pediatra nos lo indique tendríamos que enseñar a nuestros niños a masticar. Es importante tener paciencia y empezar con trocitos pequeños, vigilando atentamente al bebé por si se atragantara. Cuando el pequeño crezca los bocadillos, además de lo recomendado por la doctora, le ayudarán a desarrollar los músculos y los huesos de su mandíbula. Si no podemos evitar la genética, en este caso, al menos tenemos que intentar no favorecerla.

Via | Europa Press
Foto | Child providers


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.