19 agosto 2009 Lactancia, Noticias, Recién Nacido

Terapias dietéticas para aliviar el cólico del lactante
Una revisión de estudios sobre los tratamientos para intentar paliar el cólico del lactante llevada a cabo por Perdikidis L. y Gonzalez de Dios J., confirmó que hay terapias dietéticas que resultan efectivas. Se valoraron varios tipos de intervención nutricional: adición de lactasa, hidrolizado de caseina, hidrolizado de seroproteinas, fórmula de soja, dieta hipoalergénica en la madre que ofrece el pecho, adición de fibra en la fórmula, fórmulas modificadas, probióticos en lactantes amamantados, preparados fitoterapicos y administración de soluciones azucaradas.

Aunque los resultados no son concluyentes y aún es necesario investigar más sobre algunas intervenciones, como en el uso del Lactobacillus reuteri, algunas terapias arrojaron buenos resultados. Debería tenerse en cuenta en un cólico del lactante grave, en el caso de los bebés amamantados, la dieta hipoalergénica de la madre. Suprimir la leche y otro alimentos potencialmente alergénicos, podría reducir el llanto del bebé en un 25 por ciento.

Respecto a los bebés alimentados con leche de fórmula, en caso de cólico grave, puede tenerse en cuenta el ensayo con hidrolizados extensivos de proteínas. Uno de los estudios revisados comprobaba una reducción del llanto del bebé en un 25 por ciento y otro mostraba una reducción de un tercio en la duración del llanto.

Los expertos recomiendan también que se pruebe con productos fitoterapéuticos, hinojo sólo o combinado con menta, melisa, manzanilla o regaliz. En los estudios llegó a valorarse la reducción del llanto en un 50 por ciento. No se conoce la cantidad adecuada que se debe administrar al bebé, pero en cualquier caso debe ser moderada para que no reduzca la ingesta de leche. No encontraron ningún efecto adverso significativo en la toma de productos fitoterapeúticos.

Si tu bebé sufre cólico del lactante lo mejor es consultar con el pediatra antes de hacer ningún cambio en su dieta o en la tuya, si le das el pecho, por muy inocuo que parezca el cambio.

Vía | Evidencias en Pediatría
Foto | Junior Padres

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 19 agosto 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *