Alarma para no perder al niño

Alarma para no perder al niño

Escrito por: Belén    19 agosto 2009     4 Comentarios     2 minutos

Si no eres padre la posibilidad de poner una alarma a tu niño te puede parecer extraña e incluso una barbaridad. Sin embargo, una vez que has probado la experiencia de ir de compras con un niño de 2 años y medio en adelante, es algo que te planteas seriamente.

Lo más habitual es que llegues a un centro comercial y tu niño se suelte de la mano y salga disparado. Tanto estímulo visual les afecta y parecen querer verlo y tocarlo todo. Hacer la compra se convierte en una misión muy dificil de cumplir y los trucos para mantener al niño cerca se agotan rápido. En algún momento hay que dejar de usar la sillita de paseo y mentalizarse de que compra es sinónimo de persecución.

Por muy pendientes que estemos, siempre hay algún momento en que podemos perder de vista al niño, instante que aprovechará para salirse del lineal o girar alguna esquina. Para él es un juego, pero para sus padres es una situación muy angustiosa. Por eso existen en el mercado unas alarmas de proximidad creadas especialmente para los niños.

Constan de dos unidades, un emisor que se coloca fijo en el niño y un receptor que se queda el adulto. En el caso de la alarma Kiddo-KidKeeper, puedes definir la distancia máxima que se puede separar el niño de tí. Dependiendo de donde vayamos a estar podemos dar más o menos libertad al niño. Si se va más lejos de lo que hemos determinado, salta una alarma visual y sonora para avisarnos y podremos reaccionar de inmediato.

El precio de este modelo es de unos 55 euros. En la tienda Instinto Maternal, lo tienen en este momento rebajado a 41 euros. A veces también están disponibles en Ebay. No es un artículo barato pero te puede evitar un disgusto.

Más información | Instinto Maternal
Foto | Edukame


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.