28 agosto 2015 Consejos, Padres y madres

Soy Padre: Trabajando en equipo

De pequeño ya escuchaba la popular frase: criar a un niño es complicado. Bueno, es posible que en vuestro entorno jamás la hayáis oído, pero la idea básica que se puede extraer de esas seis palabras es universal. Criar y sacar hacia adelante a un niño no es fácil. Habrá muchas complicaciones, problemas y todo tipo de decisiones que en ocasiones deberán tomarse en apenas unos segundos. Trabajar en equipo con vuestra pareja os ahorrará más de un disgusto.

No os hablo como si yo mismo fuera un manual. Os lo digo por experiencia. Cuando se tiene a cargo un bebé, realizar todas las tareas pendientes es algo casi imposible. Sobre todo con el ritmo de vida que llevamos actualmente, las complicaciones estarán más que presentes.

Cuando se cuida un niño, hay que darle de comer, cambiarle, elegir la ropa que se pondrá, enseñarle y, ante todo, darle mucho amor. Añadid el trabajo, un periodo de aproximadamente ocho horas diarias en las que una persona tendrá que estar pendiente del bebé casi continuamente. Ya no parece tan fácil ¿verdad? Es imprescindible trabajar codo con codo con otra persona, vuestra pareja, para que os ayude en todo lo necesario y posible.

Cómo trabajar en equipo

En mi experiencia personal, nos dividimos las tareas en dos partes, siempre teniendo en cuenta lo que pueda hacer uno y lo que pueda hacer otro. De hecho, no sería la primera vez que un componente hace la tarea del contrario y viceversa. Hay momentos incontrolables en los que será necesario improvisar.

Por lo general, yo me encargo del trabajo y las tareas exteriores y mi pareja del niño y las cosas que haya que hacer en casa. Repito que son muchas las ocasiones en las que ella hace lo que yo necesito y al revés. Por ejemplo, hay veces en las que tengo que quedarme con el niño o darle el biberón, o momentos en los que ella sale a comprar o a entregar documentación. En cualquier caso, la idea principal, es decir, la del trabajo en equipo, se mantiene. Algo que es muy importante.

¿A qué me refiero en cuanto a trabajo en equipo? Simplemente a que cada uno de los componentes de la pareja haga sus propias tareas, las que sean posibles, con el fin de que se desarrollo todo de manera correcta. Que uno solo lo haga todo es demasiado complicado y generará infinidad de problemas. Incluso podéis proponeros objetivos. Tampoco hay que caer en tópicos. Cada uno de los miembros puede hacer lo que mejor sepa, compaginándose con el otro para que todo salga bien.

Como habréis podido comprobar (sobre todo por la experiencia, en el caso de que ya tengáis un niño), trabajar de esta manera y saber hacer las cosas bien es fundamental para que el bebé crezca correctamente. Por supuesto, no olvidéis que surgirán problemas. Aunque ya es tarea de los padres saber solucionarlos de la mejor manera posible.

Foto | FlickR – Sanutri Alimentación Infantil

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *