1 abril 2016 Otros, Padres y madres

Soy Padre: Mi fórmula para compaginar el trabajo con el niño

Hace unos días comentaba que había tenido que hacer frente a una situación bastante curiosa: tenía que trabajar, pero a la vez era mi deber estar con el niño, cuidándolo durante una o dos horas. Trabajo delante de un ordenador, por lo que no es algo que me pueda llegar a parecer excesivamente difícil. Sin embargo, es evidente que debo compartir la atención de lo que estoy haciendo con la atención que prodigo al niño. Eso solo en las ocasiones en las que debo compaginar las dos tareas (han sido solo dos-tres veces).

Mi fórmula para compaginar trabajo y niño es bastante sencilla. A él le gustan mucho las pantallas (por supuesto, limito bastante el uso) y todo lo que se mueve dentro de ellas: no importa si es la televisión o un monitor: siempre está atento, aprende, se emociona e incluso grita si algo le parece divertido. Ahí reside lo más interesante. Tengo una pantalla bastante grande en la que me caben varias ventanas. Lo que hago es sentarlo junto a mi y ponerle sus dibujos favoritos, además del correspondiente sonido. A la vez, yo trabajo en la misma, pero con una ventana diferente. Así podemos hacerlo todo a la vez.

Por supuesto, hay interrupciones: en ocasiones tengo que hacerle un biberón o cambiarle el pañal. Solo es necesario detener el trabajo durante unos minutos y, después de completar las tareas, ponernos de nuevo con lo que más nos gusta. Curioso ¿verdad? Por supuesto, también hay momentos en los que le dejo entretenerse con sus juguetes. Incluso disponemos de una pequeña alfombra en la que puede divertirse sin problemas. No todo iban a ser aparatos tecnológicos.

Mencionar que esta es la fórmula que uso para compaginar trabajo con familia, aunque podría no ser útil para las personas que no trabajan delante del ordenador, o que simplemente disponen de una pantalla pequeña. Es mi caso personal, podéis adaptarlo a vuestra situación en la medida de lo posible.

El hecho de compaginar trabajo con familia es un tema del que todavía se sigue hablando mucho, y sobre el que todavía no se ha llegado a ninguna conclusión. En todo caso, cada persona tiene sus propios trucos para intentar hacer todo más ameno. Aunque siguen existiendo errores, a decir verdad. Espero, personalmente, que se pueda avanzar más rápidamente para encontrar la mejor solución.

Foto | Wikimedia Commons – Laubenstein Karen, U.S. Fish and Wildlife Service

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *