24 abril 2016 Padres y madres, Salud

Soy Padre: Los animales ayudan a curar dolores

Como ya habréis adivinado por los artículos que he escrito comentando la relación entre niños y animales, me gusta que las mascotas se acerquen al pequeño. Aunque con bastantes precauciones, a decir verdad. Sin ir más lejos, intento que se relacionen con él, pero sin olvidar los peligros que se pueden ocasionar. El niño, además, es feliz observándolos e interactuando con ellos. Esto último en la medida de lo posible, claro.

Lo que no me esperaba es que las mascotas pudieran ayudar a aliviar algunos de sus dolores físicos y a contribuir de tal manera a su bienestar general. Me refiero al estudio que han llevado a cabo en el Hospital General de Villalba, Madrid, lugar en el que han comprobado que los tratamientos dirigidos a niños y en los que se introducen los perros pueden tener muchos beneficios para la salud de los pacientes.

Las pruebas fueron bastante sencillas, ya que seleccionaron a una serie de perros que acompañaron a los niños en los tratamientos. Sin embargo, en los resultados se comprobaron varias mejorías en la salud física y psicológica de los pacientes. Incluso, al tratar el estrés, se ayudaba a los niños a aumentar su rendimiento académico. Curioso que la única presencia de estas mascotas ayude de tal manera.

Este tipo de investigaciones me hacen pensar sobre los múltiples beneficios que las mascotas pueden tener sobre los niños. De hecho, si nuestro bebé se pone contento observando cómo camina un perro, no hay duda de que ese acto ya repercute en un beneficio para su salud. Aunque sea mínimo.

Los límites que imponemos al niño respecto de los animales no han cambiado: se puede acercar, pero siempre bajo observación y teniendo extremo cuidado de que no suceda nada. Hasta ahora no ha habido mayores problemas. Eso sí, estudios como el que he comentado hoy me dan más confianza a la hora de que los animales y el pequeño hagan amistades.

Por el momento, me quedo con una conclusión: los médicos han demostrado que los tratamientos en los que se introducen animales pueden ayudar mucho a los niños. Y ese concepto podría resultar muy beneficioso durante los próximos años. ¿Habrá sorpresas?

Vía | Madrid
Foto | FlickR – Tony Alter

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *