6 marzo 2016 Otros, Padres y madres

Soy Padre: Animales ¿buenos protectores?

No es la primera vez que tengo experiencias con los animales y el niño. En más de una ocasión me he preguntado si su presencia era buena. Incluso ya escribí un artículo al respecto hace unos meses. No obstante, esta vez vengo para comentar una curiosidad que, la verdad, me ha vuelto a dejar sorprendido. Si tenéis animales en casa y niños es muy posible que a vosotros también os haya sucedido.

No puedo negar que me gustan mucho los animales. Han sido mis amigos desde muy pequeño, por lo que siempre que voy por la calle acaricio algún perro, les ayudo en lo posible, o incluso evito asustarlos si se ponen alerta. Cuando voy con el niño soy más precavido. No quiero llevarme un susto, por mínimo que sea.

Hace unos días, estaba dando un paseo con el niño cuando se nos acercó un perro perteneciente a un familiar. A él siempre le han dado mucha curiosidad e incluso se divierte en su presencia. Aunque a mí me saltan todas las alarmas. Lo más interesante de todo es que el animal se mantuvo a nuestro alrededor, sin acercarse demasiado, pero vigilando lo que sucedía. El momento mientras avanzábamos por la zona tuvo algo de tensión, aunque pronto las dudas sobre lo que estaba haciendo la mascota se disiparon.

El perro que se había acercado en realidad estaba ejerciendo una actividad protectora. Lo supimos, entre otras razones, porque no quería que los demás animales o personas se acercaran, respondiendo con un sonoro rugido en el caso de que se intentara. Incluso hicimos varias pruebas para descartar que fuera por celos. El niño, en compañía de animales, está completamente protegido. A las pruebas me remito.

¿Es posible que los animales sientan el deber de ayudar a los niños pequeños?

Labores de protección

Soy Padre: Animales ¿buenos protectores?

No es la primera vez que veo cómo los animales ejercen labores de protección sobre los niños pequeños. Incluso, en Internet existen múltiples vídeos en los que las mascotas demuestran que están dispuestas a morir si con ese acto pueden salvar a algún pequeñuelo (los casos contrarios también se ven, no pensemos que todo iba a ser perfecto). En cualquier caso, opino que después de estas experiencias puedo confiar un poco más en los animales, respecto de los niños. Eso sí, las alarmas siguen saltando.

La verdad es que nunca hubiera llegado a imaginar que los animales iban a ejercer tanta protección sobre un niño. Incluso poniéndose furiosos si les pudiera pasar algo. Una idea que, por otra parte, reconozco que me atemoriza un poco. De todas formas, debo decir que esta actitud se debe al instinto que poseen. Los animales se ven “obligados” a proteger a los seres humanos de la misma manera a como hacen respecto de sus crías. De esta manera, piensan que los niños son como cachorros a los que deben cuidar cueste lo que cueste. Incluso poniendo su vida en peligro.

Desconozco vuestras experiencias sobre este tema, pero sí que me gustaría preguntar: ¿os ha sucedido algo similar? ¿tenéis animales que protejan a vuestros hijos por encima de todo? Desde luego, este aspecto es digno de un estudio.

Vía | Cesar’s Way
Fotos | FlickR – CIA DE FOTO | Pixabay – Vannick

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *