26 marzo 2012 Noticias

rostro de bebe

Se supo que la cara de los bebés nos provoca una instantánea ganas de cuidarlos. Al verlos se nos despierta algunas áreas del cerebro que se vinculan con las emociones, la recompensa y la planificación de los movimientos. Según un reciente estudio esto implicaría una inclinación natural de cuidar el bebé.

El estudio se realizó con adultos que no tenían ningún vínculo con los pequeños que despertaban esas emociones: “Estos adultos no tenían hijos propios. Pero las imágenes del rostro de un bebé provocaron lo que pensamos podría ser una respuesta muy profunda de ofrecer cuidado a ese niño“.

La investigación fue llevada a cabo por la Sección de Investigación Infantil y Familiar del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy (Maryland). El objetivo del mismo era registrar las actividades cerebrales de varios hombres y mujeres cuando veían los rostros de los bebés, caras de cachorritos, caras de gatitos.

Fueron las caras de los bebés las que provocaron más actividad en algunas regiones cerebrales que las otras imágenes. Además los patrones generados eran muy parecidos a los que presentaban los propios padres al observar a sus hijos. Al aumentar la actividad cerebral podría ser lo que asegura que los bebés reciban la atención que necesitan.

Es igual de importante averiguar qué ocurre en los cerebros de los que han descuidado o abusado de los niños“, señalando que “Estudios adicionales podrían ayudarnos a confirmar y comprender lo que parece ser un instinto de crianza en los adultos, tanto cuando el instinto funciona como cuando no“.

Vía | Info 7
Foto | Flickr – Malglam

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *