4 diciembre 2017 Nutrición, Salud

niña comiendo bollería

En los últimos años la cifra de niños que padecen diabetes se ha multiplicado de forma alarmante. Además de la herencia genética o los problemas que pudiera aportar la madre en el embarazo, también cuenta, y mucho, los hábitos poco saludables a los que se exponen estos niños. El aumento de la obesidad y el sobrepeso, debido a una alimentación junto a la falta de ejercicio, hace que estos niños se conviertan en el blanco perfecto para esta enfermedad crónica.

La diabetes infantil la podemos encontrar en dos tipos diferentes: Diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2. Según los expertos, la primera la marcan los factores genéticos, mientras que la segunda no, por lo que podría prevenirse. Pero, ¿cómo hacerlo?

La diabetes tipo 1 es la más frecuente en niños

El tipo de diabetes más frecuente en los niños es la diabetes tipo 1, de hecho, nueve de cada diez niños diabéticos la tienen de este tipo. Su aparición sigue siendo todavía un misterio, aunque los expertos opinan que se trataría de una herencia genética que, a su vez, se asociaría con algún tipo de virus o elemento externo que provocaría esta deficiencia inmunológica.

Este tipo de diabetes ni se puede prevenir ni tampoco curar. Sin embargo, en los últimos tiempos se ha comprobado como la incidencia es mucho mayor haciendo necesario un modo de control, por parte de las autoridades sanitarias, con el fin de conocer los datos que se esconden tras este aumento y si, tal y como sospechan, algunas comunidades de nuestro país, estarían más expuestas a la enfermedad que otras.

Niños haciendo deporte

Buena alimentación y actividad física

El caso de la diabetes tipo 2 se presenta en niños más mayorcitos y adultos, sobre todo porque está ligada a los malos hábitos en la alimentación y en la falta de ejercicio. Estos dos factores son determinantes para que nuestros niños desarrollen lo que trae de cabeza a los expertos sanitarios del mundo: la obesidad y el sobrepeso.

Este tipo de diabetes sí se puede prevenir. Según los datos el 25 por ciento de la población española padece obesidad o sobrepeso. De hecho, el 80 por ciento de los diagnosticados con diabetes tipo 2 tienen un exceso de peso. Para evitar que la enfermedad aparezca en nuestros niños, lo mejor es invitarles a llevar hábitos saludables. Sólo así evitaremos que, con el tiempo, tenga que sufrir esta enfermedad. No en vano, y según las cifras, un modo de vida saludable reduce el riesgo de padecer diabetes en un 70 por ciento.

Vía | Consumer
Fotos | Niños sanos y Pudahuel

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *