20 abril 2017 Salud

Prevenir la obesidad desde bebés

Es muy importante que los padres tomemos todas las precauciones para poder prevenir la obesidad desde bebés, sabemos que el exceso de peso afecta en la actualidad a uno de cada niños españoles.

Es necesario que el bebé gane unos 25 centímetros y pueda triplicar su peso que tuvo al nacer al llegar a su año de vida, para eso necesitará mucha energía. Esta manera de crecer comenzará a disminuir a medida el pequeño crezca, especialmente cuando empieza a caminar. Los bebés que se presentaban regordetes se van estilizando.

Los cambios en su cuerpo continuarán hasta las seis o siete años, cuando aparecerá una etapa en la que el peso vuelve a cobrar importancia, en este caso relacionándolo con su altura.

Recordemos que la leche materna es un alimento muy importante.

Son muchos los trabajos de investigación que se realizaron acerca de la obesidad de los niños, gracias a ellos se pudo saber que entre las causas encontramos una mala alimentación, un picoteo de alimentos continuos, una falta de actividad física, además de las predisposiciones genéticas y los problemas hormonales (que solo se pueden ver en un porcentaje muy reducido).

Prevenir la obesidad desde bebés

Una buena manera de prevenir la obesidad es hacerlo desde los primeros días de vida. Recordemos que la leche materna es un alimento muy importante, gracias a ella el niño podrá crecer, obteniendo las vitaminas, grasas, proteínas, hidratos de carbono y minerales necesarios.

Gracias a la lactancia materna tendrán menos posibilidades de desarrollar sobrepeso u obesidad en el futuro, esto se debe a los contenidos de proteínas que tiene. Lo ideal es continuar con la lactancia hasta llegar a los seis meses de vida.

En los casos que, por alguna razón, no se quiera o no se pueda continuar con la lactancia materna se deberá consultar con el pediatra acerca de que leche infantil es la más adecuada, seguramente recomendará alguna que contenga bajas cantidades de proteínas, que sea similar a la leche materna y que se adapte a las necesidades alimentarias del bebé.

Cuando el bebé haya llegado a los seis meses se aconseja que tome un mínimo de 500 ml de leche al día, de esta forma estará encaminado para tener un buen plan alimentario. Cuando llegue al año la cantidad de leche dependerá de sus necesidades y de cada caso en particular. Es importante recordar que la leche de vaca suele tener un exceso de proteínas, por esa razón lo ideal sería brindarle una fórmula de crecimiento que se ajuste a su edad.

Aunque te parezca exagerado es necesario establecer una dieta correcta desde muy pequeños, esto ayudará a tener una buena alimentación en su futuro y, como consecuencia, prevenir el sobrepeso.

Recuerda no incorporar ningún alimentos antes de los seis meses, ni siquiera zumos o infusiones. Cuando ya ingiera alimentos semisólidos evita agregarle muchos cereales a su papilla. Que todos los alimentos tengan la cantidad de proteínas controladas, el exceso de proteínas es un factor de riesgo muy importante para el desarrollo de la obesidad.

Vía | Nestle bebes
Foto | Pixabay – Kim881231

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *