28 marzo 2010 Noticias, Otros, Recién Nacido

Se prepara el mayor estudio sobre bebés:100.000 embarazadas durante 21 años
En el año 2000 el Congreso de los Estados Unidos aprobó la realización de un macro estudio sobre bebés. Se trata de seguir a 100.000 pequeños y sus madres durante 21 años, desde antes de su nacimiento. Para reclutar voluntarias a los investigadores no les servía, en principio, la consulta de los ginecólogos, ya que habrían quedado fuera del estudio las madres que no se someten a seguimiento prenatal.

No vieron otra solución que ir puerta por puerta buscando embarazadas en su primer trimestre, que quisieran comprometerse a tan largo seguimiento. Contaban con encontrar una voluntaria cada 14 casas y se encontraron con que tenían que llamar a 40 puertas para lograrlo. El trabajo se hizo demasiado complicado y decidieron contar con los ginecólogos, visitar partidos de fútbol, iglesias, etc. Por otro lado el presupuesto se ha disparado, el Congreso autorizó 3.1 billones de dólares y ya se estima que costará el doble, lo que se ha considerado un abuso de confianza.

En principio se tomarán muestras de sangre, orina, pelo y saliva de la embarazada, los bebés y sus padres. También del polvo de alfombras, sábanas, partículas del aseo y de los zócalos. Todas ellas se enviarían al laboratorio para ser analizadas y buscar químicos, metales, genes e infecciones. Al ser un estudio tan largo los autores tienen miedo de que las mujeres terminen por hartarse y darles con la puerta en las narices.

La investigación está en plena revisión, tienen que redefinir los parámetros de búsqueda y concretar los objetivos para que realmente tenga alguna utilidad. Tienen que contar además con las diferencias culturales en los distintos condados del país, mientras en unos están encantados de participar y se anuncia hasta en los cines, en otros tienen miedo de quedar mal y no encuentran voluntarias.

Nos iremos enterando con el tiempo si verdaderamente ha merecido la pena semejante esfuerzo e inversión y si de esto sale algo beneficioso, como pretenden, no sólo para los bebés norteamericanos, también para los del resto del mundo.

Vía | NY Times (en inglés)
Foto | Flickr-Sean Dreilinger

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 28 marzo 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *