24 enero 2009 Embarazo, Fertilidad, Noticias

espermatozoide
Hablamos de planificación natural, no de selección de embriones, sino de intentarlo aprovechando las diferencias entre espermatozoides. El sexo del bebé lo determinan los espermatozoides, que pueden ser portadores de cromosoma masculino Y o de cromosoma femenino X. El cromosoma del óvulo siempre es X. Si el óvulo es fecundado por un espermatozoide Y, el bebé será niño, en el caso contrario, una niña.

El cromosoma X o Y, determina tambien el tipo de espermatozoide. Los X son más grandes, más resistentes, viven más tiempo y son más lentos. Por su parte los Y son más rápidos, pero tambien más débiles y delicados, y viven menos tiempo. Con estos datos y una ovulación regular, podríamos tener entre un 75 y un 80 por ciento de probabilidades de escoger el sexo de nuestro bebé.

Si mantenemos relaciones sexuales en los días más cercanos a la ovulación, hay más posibilidades de que sea un espermatozoide Y el que fecunde el óvulo. y tengamos un niño. Tres o cuatro días antes de la ovulación, las posibilidades son mayores para los espermatozoides X, es decir, para tener una niña, porque los Y puede que no aguanten hasta la ovulación.

A pesar de todo, puede que sea el óvulo el que elija, porque cuando los más fuertes llegan al óvulo, este facilita la entrada al escogido, ablandando la corteza exterior que le recubre.

Cuéntanos si intentasteís elegir el sexo de vuestro hijo y si funcionó.

Vía | 20 minutos

También te puede interesar

Comentarios

6 comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Test para conocer el sexo del bebé 20 febrero 2009
  2. Más sexo, mejores espermatozoides | Salud Envidiable 5 julio 2009
  3. National Geographic: En el vientre materno 2. La concepción 25 enero 2010
  4. Decepción de género: niño o niña 14 julio 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *