15 agosto 2013 Embarazo

Ecografia

Se estima que la conducta emocional que tenemos los adultos se activaría estando en el útero. El trabajo por el cual se ha llegado a estas conclusiones ha sido realizado en Cambridge y Cardiff, uno de los encargados de hacerlo ha sido el profesor Lawrence Wilkinson (neurocientífico del comportamiento).

El objetivo del trabajo ha sido el de demostrar que la placenta sería la encargada de programar el comportamiento. Si, durante el desarrollo en el útero, el bebé no recibe los niveles adecuados de algunas hormonas de adultos serían más ansiosos y más vulnerables al tener una mala salud.

Debemos tener en cuenta que el crecimiento de un bebé dentro del útero de la madre es un proceso que podría clasificarse como muy complejo. En la gestación se requiere una cantidad de nutrientes que son suministrados por su madre, en el caso de que algunos de estos nutrientes falten aparecen diferentes problemas o marcas que se verán a lo largo de la vida.

Los científicos se encuentran interesados en conocer cómo una falta de equilibrio en los nutrientes y hormonas podrían influir en el comportamiento emocional de los adultos. Para poder estudiar el comportamiento se analizaron a ratones adultos que tenían un mal funcionamiento de una hormona vital.

Otro de los encargados de la investigación, Humby, señaló: “Hemos logrado esto dañando una hormona llamada factor de crecimiento similar a la insulina tipo dos, importante para el control del crecimiento en el útero. Lo que encontramos cuando hicimos esto fue un desequilibrio en el suministro de nutrientes controlados por la placenta y que este desequilibrio tuvo efectos importantes sobre cómo los sujetos estaban en la edad adulta, es decir, que el tema se hizo más importante en el futuro”.

Estos factores se presentan junto con cambios específicos en la expresión de genes del cerebro vinculados con este tipo de comportamiento.

Vía | La Vanguardia
Foto | Flickr – Kutlax

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 16 agosto 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *