30 octubre 2011 Juegos y juguetes, Ocio

Bolos de Halloween
Hacer manualidades con los más pequeños siempre es una buena idea, les entretiene, estimula su creatividad y les ayuda a desarrollar la motricidad fina. Este fin de semana es ideal para hacer alguna, el tiempo no acompaña y estamos a un sólo día de Halloween. Hoy os proponemos hacer unos sencillos pero monstruosos bolos, con los que después podrán jugar.

Aunque la manualidad original está hecha con botellas de plástico de dos litros, para los bebés será mejor usarlas de medio, así podrán tirar los bolos con una pelota blandita, sin molestar a los vecinos y sin romper nada en casa. Sólo necesitamos seis botellas, cartulina naranja, roja, verde, blanca y negra, tijeras y pegamento. Los niños pueden necesitar ayuda en todo el terrorífico proceso.

El bolo más sencillo es la calabaza. Envuelve la botella con cartulina naranja, recortad en la negra dos triángulos para los ojos y una boca dentada. Deja que los niños los peguen para hacer la cara de la calabaza. El fantasma tampoco tiene mucho misterio. Haz tres óvalos en cartulina negra, envuelve la botella en blanco y pegad los ojos y la boca. La momia comienza como el fantasma, haz la boca en rojo en lugar de negro. Con papel higiénico envuélvela descuidadamente, dejando ver los ojos y algo de la boca.

Frankenstein, la bruja y Drácula tienen como base una cartulina verde enrollada en la botella. Ojos con fondo blanco y un puntito negro y la boca roja. Puedes añadirles una nariz, y a la bruja una pequeña verruga negra en la punta. Para Frankenstein añade cartulina negra en la parte superior, simulando el pelo y dos pequeñas tiras negras a cada lado de la parte inferior, simulando el tornillo que le atraviesa el cuello. Acordaos que la cara de Frankenstein es muy alargada.

Drácula es un poco más elaborado. De la boca deben salir dos triángulos blancos, los colmillos. Debajo de la cara, con cartulina blanca hazle el cuello de la camisa y en rojo o negro la pajarita. Dos triángulos de cartulina negra a cada lado de la cara, simularán la capa del vampiro. La bruja lleva un gorro puntiagudo que sobresale de la botella, en negro con un aplique naranja. Puedes simular el pelo con tiras de cartulina negra que salgan por debajo del gorro.

Como solemos decir, lo importante no es el resultado, que será genial, sino el rato que pasamos haciéndolo con los peques. Y acordaos que los tapones los necesita Aitana.

Vía | Jugar y colorear

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 30 octubre 2011
  2. Juguetes caseros: Juego de Bolos 28 marzo 2012
  3. Manualidades para Halloween: Cementerio de fantasmas de cartón 18 octubre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *