8 mayo 2012 Noticias

Les sobra ropita y les falta trabajo
Hace una semana Leticia nos contaba el extraño caso de una mujer bilbaína que había dado a luz una niña sin ser consciente de haber estado embarazada. Ambas están perfectas de salud y la mamá asegura que la niña es tranquila y solo llora cuando tiene hambre.

Cuando saltó la noticia, el suceso no merecía menos, la madre contó que obviamente no tenían nada para el bebé y que tanto ella como su marido están en paro. El matrimonio tiene otras dos hijas de 8 y 12 años. La generosidad de sus vecinos y personas de otras localidades no se hizo esperar, les regalaron un cochecito, una cuna, zapatitos y tanta ropa que Marta, la mamá, ha dicho, Estamos saturados de ropita de bebé; lo agradezco, pero no me cabe más en casa

Supongo que el exceso de ropa no será un problema, por desgracia siempre hay bebés que lo necesitan y estoy segura que el matrimonio sabrá darle uso. Lo que dicen que les haría falta ahora es un trabajo para uno de los dos, preferiblemente para él y así ella podrá cuidar de la pequeña. El marido fue conductor de microbus en su último empleo.

Tras la primera sorpresa, o susto, supongo que llegaría la alegría mezclada con una profunda preocupación. Imagino que la situación no era nada fácil sin trabajo y con dos pequeñas. Por muy felices que sean con la pequeña Naiara lo cierto es que su vida se ha complicado aún más. Espero de corazón que alguien tenga un trabajo para este padre y que se cumpla el dicho de que los bebés llegan con un pan bajo el brazo, al menos por una vez.

Vía | El Diario Montañes
Foto | Flickr-Mark Pilgrim

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 mayo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *