13 abril 2009 Consejos, Desarrollo, Juegos y juguetes, Ocio

aprender a caminar

Tu pequeño ya se mueve por toda la casa gateando. Ahora es un buen momento para estimularle con otros juegos para que empiece su ascensión hacia la verticalidad. Quizás él ya esté haciendo sus ‘pequeños pinitos’ poniéndose de pie mientras se agarra de algún mueble o en el corralito. En este momento toda su fuerza se concentra en los brazos por lo que es normal que no aguante demasiado tiempo y acabe cansándose con el propio peso de su cuerpo.

Por eso es aconsejable realizar con él los juegos que os proponemos ya que, al mismo tiempo que se divierten les lanzamos certeros estímulos para lanzarse a la aventura del caminar. Ahí van algunos:

  • ¡Que te pillo! Gatea detrás de él mientras le vas agarrando suavemente. Píllalo de vez en cuando y ejerce una ligera presión sobre sus piernas para que, en su intento de escapar, haga fuerza y así fortalezca sus músculos. Importante: el objetivo final siempre tiene que ser la risa.
  • A buscar la pelota. Siéntate con las piernas abiertas frente a tu hijo y mándale rodando una pelota. Tendrá que moverse para cogerla, del mismo modo que debes hacer tú a modo de ejemplo. Podéis estar así todo el tiempo que le apetezca, ya sabéis que ellos mandan y no hay mayor aburrimiento que la diversión obligada.
  • ¡Qué bien me balanceo! Coloca al bebé boca abajo sobre un rulo de plástico hinchable y balancéalo hacia adelante y hacia atrás. Puedes acompañar el movimiento con alguna canción divertida.

Vía | Guía del niño

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. ¡Vamos creciendo! 13 mayo 2009
  2. Estimular a nuestro bebé para iniciarse a andar 2 noviembre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *