17 febrero 2017 Recién Nacido

Para conocer su estado de salud

Uno de los principales exámenes que se les hace al recién nacido es el de Apgar, se trata de un test rápido que busca evaluar el estado de salud general.

Es necesario que se lleve a cabo entre el primer y el quinto minuto después del nacimiento, en el caso de que el médico lo considere necesario se le tendrá que realizar un nuevo estudio al décimo minuto. En este test se evalúan distintos aspectos.

Se pueden evaluar cinco parámetros diferentes: frecuencia cardíaca, esfuerzo respiratorio, tono muscular, color de piel, reflejos. Cada uno de estos aspectos tendrán una puntuación de 2, 1 ó O puntos, números que dependerán de la vitalidad del bebé. Después se sumarán los puntajes para obtener un número, siendo el número 0 el más bajo y el 10 el número máximo.

El test que tiene lugar en el primer minuto de vida servirá para saber si el pequeño llego a tolerar el proceso de alumbramiento, mientras que al realizarlo en el minuto 5 sirve para indicar como el bebé está adaptado a la vida extrauterina, este indicador es de gran utilidad para ver como va evolucionando la salud del bebé.

Se pueden evaluar cinco parámetros diferentes: frecuencia cardíaca, esfuerzo respiratorio, tono muscular, color de piel, reflejos.

El examen recibe su nombre de quien lo creó, la anestesióloga Apgar, quien desarrolló diferentes estudios con el fin de evitar la asfixia y disminuir la mortalidad de los recién nacidos, además el nombre sirve como regla memotécnica para recordar los puntos que evalúa: apariencia, pulso, gesticulación, actividad, respiración.

Antes de su realización

Existen algunas medidas que los médicos toman antes de realizar el test de Apgar, las que dependerán del establecimiento de la causa.

En el caso de la causa respiratoria (uno de los motivos más comunes) se deberá aspirar las secreciones del bebé y si se necesita se tendrá que administrar oxígeno, una forma de ayudar al pequeño a que tenga una saturación correcta.

Es normal que se realice estimulación física para que se incremente la frecuencia cardíaca y así se puedan desarrollar los reflejos. En el caso de obtener una puntuación baja el bebé podrá requerir de una administración de medicación y líquidos, esto tendrá lugar mediante una vía canalizada del cordón umbilical.

Interpretación del Test de Apgar

Como te mencionamos anteriormente la puntuación puede ir de 0 a 10, dependiendo de la suma total de cada parámetro. El resultado normal sería de 7 / 8 / 9, estas valoraciones son una señal de que el pequeño pasó bien por el paro y se puede adaptar a su vida extrauterina. Una puntuación perfecta de 10 no es muy habitual, ya que la mayoría de los pequeños nacen con sus pies y sus manos algo azulados y con el paso de las horas irán tomando un tono más rosado.

Si un bebé tiene una puntuación menor al 7 significa que necesitará asistencia médica, desde una aspiración de secreciones de su aparato respiratorio hasta maniobras que son más complejas.

Vía | Webconsultas
Foto | Pixabay – Christiana Bella

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *