25 febrero 2017 Embarazo, Salud

herpes en el embarazo

El autismo sigue siendo uno de esos trastornos que se presentan en la población infantil y que todavía no se ha conseguido conocer su origen. Muchas son las investigaciones que giran en torno a ella, con el fin de poner luz en el camino y, de esta forma, conociendo la raíz poder buscar soluciones. Herencia genética, algunos medicamentos en el embarazo o una mala alimentación durante la gestación, han ido dando algunas claves, pero ninguna ha sido tan contundente como para dar la solución definitiva.

A todas ellas ahora se suma una más realizada entre investigadores estadounidenses y noruegos. En ella se ha vinculado el virus que provoca el herpes genital en la embarazada y un mayor riesgo de que su bebé pueda padecer autismo.

Un virus que dobla las posibilidades de autismo

El virus que provoca el herpes genital es el conocido como VHS-2 y se puede presentar tanto en el hombre como en la mujer, y se contagia a través de la piel y las mucosas durante las relaciones sexuales. En algunos casos a penas es perceptible y los síntomas son leves, en otros aparecen ampollas o pequeñas ulceras. Este virus suele ser más habitual en las mujeres que en los hombres.

Si la mujer recién embarazada queda infectada por este virus, su hijo tendrá el doble de posibilidades de nacer con autismo, especialmente si es un varón, ya que, según esta investigación, el VHS-2 ataca directamente al sistema nervioso central del bebé, provocando daños irreversibles en su desarrollo neurológico.

virus herpes y autismo

El sistema inmunológico de la madre interfiere en el desarrollo neurológico del bebé

Esta investigación se ha realizado en Noruega a través de distintas pruebas realizadas a padres y madres, junto a sus hijos, entre los años 1999 y 2008. Analíticas de sangre, cuestionarios y otras pruebas, han sido el eje central de este estudio.

Gracias a esas analíticas, realizadas durante el embarazo, se pudo comprobar que las gestantes que presentaban altos niveles de unos determinados de anticuerpos, constataban que estaban infectadas por algún virus. Tras hacer un minucioso examen, se descubrió que existían unos anticuerpos en concreto que eran los que atacaban a la infección por herpes genital. Es ahí cuando el sistema inmunológico de la embarazada creaba una barrera que, al mismo tiempo, perjudicaba al desarrollo del bebé.

Según las conclusiones finales de la investigación, cabe el doble de posibilidades de que el bebé nazca con autismo. De igual modo que se pudo comprobar que ocurría, en mayor número, si el bebé era varón.

Vía | El universal
Fotos | Sana y hermosa y Pixabay – Tawny Nina

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *