14 julio 2012 Salud

Fetus in fetuCuando dos gemelos no llegan a separarse completamente, uno queda dependiente del otro en estado atrofiado. Esa es la denominación resumida del gemelo parásito o fetos in fetu. Enfermedad extremadamente rara (se da en uno de cada quinientos mil nacimientos), el feto que sí nace, lleva alojado en él a otro feto con forma humanoide, quedando como huésped del mismo.

Habitualmente queda incrustado en el abdomen, aunque se han dado casos en los que se encuentra en el escroto, el hígado o los riñones. En casos extremadamente graves, puede aparecer en el cráneo. Al no prestar atención suficiente, conforme el recién nacido se vaya desarrollando, el huésped lo hará con él, nutriéndose de sus órganos y llegando incluso, en algunos casos, a desarrollarlos él mismo.

Suele aparecer como una especie de tumor sin dolor alguno en las zonas antes mencionadas. Normalmente, es sólo un feto el que queda alojado y puede llegar a pesar 1,8 kg, aunque se ha dado algún caso que ha llegado a 39.

Se da en el caso de embarazos de gemelos, en los que los 2 zigotos gestados han quedado unidos de alguna manera, conectados por algunas de sus partes. No se ha podido dilucidar el porque los zigotos no se separan. Simplemente, uno crece sano y el otro vive en su interior, dependiendo completamente de él.

Al igual que en el caso del Mal de Ondina, hablamos de casos muy raros. Este mucho más que el anterior. En este, incluso no se sabe si se puede considerar feto el que queda hospedado en el otro. Una rareza más de la naturaleza.

Vía | ecured.cu

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 14 julio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *