24 marzo 2016 Salud

enfermedades contagiosas

Muchas de las enfermedades infecciosas conocidas en el ser humano se producen durante la infancia, especialmente a lo largo de los primeros años del bebé. Esto sucede porque es muy fácil la transmisión ya que, en muchos casos, con unas gotas de saliva o través de una simple tos, es suficiente para que se produzca el contagio.

Los bebés cada vez más temprano a la guardería, lo que los convierte en perfectos receptores de todo tipo de virus. Pero ¿sabes cuáles son las enfermedades más contagiosas durante los primeros años?

VARICELA. Es muy contagiosa, y según las autoridades sanitarias, la cifra de padecerla, en los países templados, es de 9 de cada 10 personas. Se manifiesta a través de una erupción en forma de granos o ampollas y costras por todo el cuerpo que generan mucho picor. Provoca fiebre, malestar general y, en algunos casos, falta de apetito, dolor de cabeza y vómitos. El contagio se produce a través de las gotitas de saliva que se desprenden de una tos o un estornudo.

TOSFERINA. Resulta especialmente peligrosa para los bebés, sobre todo para los menores de 4 meses. Comienza como un simple catarro acompañado de fiebre, empeorando rápidamente pudiendo desembocar en una neumonía, falta de respiración e, incluso, la muerte. En los últimos años han aumentado los casos de forma alarmante. La mejor prevención es que la madre se vacune durante el embarazo.

SARAMPIÓN. También se manifiesta por un intenso sarpullido que comienza en la cara y va ocupando el resto del cuerpo, además de un catarro fuerte acompañado de fiebre. La prevención la trae la vacuna, la llamada triple vírica.

ESCARLATINA. Anginas, erupciones en la piel, fiebre y picor son algunos de los síntomas de esta enfermedad. Afecta, especialmente a los niños de entre 2 y 8 años, sobre todo en invierno y primavera. Se transmite a través de las gotitas de saliva al toser o estornudar y se trata con antibióticos.

ENFERMEDAD BOCA-MANO-PIE. Es provocada por un virus y, a menudo, se confunde con la varicela ya que se presenta, también, con erupciones en la piel, aunque no causa picor. En los días previos el niño tendrá fiebre y se encontrará con malestar general. Se contagia, además de la saliva, a través de la caca por lo que es vital que los papás lleven especial cuidado al cambiar el pañal, lavándose las manos con mucho cuidado.

Vía | Consumer
Foto | Pixabay – PublicDomainPictures

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *