8 julio 2014 Desarrollo, Salud

Psicomotrocidad bebés síndrome down

Es importante que durante los primeros meses de nuestro bebé realicemos con él ejercicios de estimulación. No debemos olvidar que en ese periodo se establecen las distintas conexiones neuronales que determinarán parte de las habilidades que presente durante su desarrollo. El habla, la psicomotricidad o el desarrollo cognitivio, son las más importantes. Pero ¿qué pasa si nuestro niño es Síndrome de Down?

En este caso nuestro bebé va a necesitar mucha más atención y estimulación a la hora de su desarrollo, y estos estímulos vienen dados, de forma muy positiva, desde casa, ya que además de reforzar su sistema motor, vamos a crear lazos emocionales que ayudarán mucho más en su desarrollo. Por eso más allá de los ejercicios que le realice su terapeuta, vamos a enseñaros algunos que podéis hacer desde casa.

Uno de los grandes problemas que tienen los bebés con Síndrome de Down es la flacidez o bajo tono muscular, por eso tienen más problemas para mantener el equilibrio o para gatear. Para ayudarles puedes realizar alguno de estos ejercicios:

  • Colócalo boca abajo en un sitio firme y anímale a que mire hacia arriba y hacia los lados. Te puedes ayudar con algún juguete, instrumento sonoro, tu voz…
  • Tumbado y boca arriba le vamos animar a que se incorpore. Primero le ayudaremos con las manos y, poco a poco, le incitamos a que lo haga solo.
  • Boca arriba enséñale juguetes y pídele que los coja.
  • Para animarle a gatear y reptar, ponlo en el suelo boca abajo y déjale juguetes a una distancia prudente para que intente llegar hasta ellos.
  • En el caso de animarle a andar, coloca esos juguetes encima de la mesa o la silla para incitarle a que se ponga de pie para alcanzarlos.

Vía | Ser Padres
Foto | Bellezas latinas

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 julio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *