19 septiembre 2012 Embarazo, Fertilidad, Noticias, Padres y madres

No podían ser madres porque carecían de útero por nacimiento y debido a una enfermedad

Hace poco más de un año ya os comentamos la noticia sobre la posibilidad de hacer realidad el trasplante de útero. Se hablaba de la donación que una madre le haría su hija para que pudiese concebir. El año pasado ya se realizó un trasplante en Atalaya pero la diferencia está en que lo recibió de una donante fallecida y tampoco ha habido constancia de los resultados.

La noticia más reciente sobre este tipo de intervención es que se ha realizado por primera vez en el mundo el trasplante entre madre e hija y además por partida doble. La intervención ha sido realizada en Suecia, gracias al equipo de cirujanos de la Universidad de Gotemburgo y del Hospital Universitario Sahlgrenska, y de las investigaciones del doctor Brännström dedicado a este proyecto desde hace años.

Las pacientes recibieron los úteros de sus respectivas madres ya que a una se lo tuvieron que extirpar por un cáncer uterino y la otra nació si él. La operación ha sido en un principio todo un éxito y las mujeres se recuperan favorablemente. Aunque para intentar conseguir el embarazo tendrán que esperar alrededor de un año. Antes del trasplante las mujeres se sometieron a un tratamiento de fertilidad in vitro para conseguir embriones y congelarlos con el objetivo de implantarlos tras la operación.

Según Scott Nelson, jefe de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Glasgow, el único problema que podría surgir durante el embarazo sería un mal desarrollo de la placenta que podría causar un parto prematuro. Si finalmente consiguen quedarse embarazadas, tras el segundo parto deberían extraer los úteros par evitar problemas sobre todo de los inmunosupresores.

Vía | Abc
Foto | Flickr-Joe

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 19 septiembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *