27 mayo 2011 Desarrollo, Noticias

Con un año hay razonamiento predictivo
Un estudio publicado en Science muestra que los bebés de tan sólo un año y aún sin saber hablar, son capaces de realizar predicciones basadas exclusivamente en el razonamiento. Desde tan pequeñitos pueden integrar múltiples fuentes de información y guiarse por el conocimiento abstracto para formar expectativas razonadas sobre situaciones nuevas, nunca antes experimentadas.

Para realizar la investigación los bebés se sometieron a un experimento que consistió en mostrarles una película con escenas muy similares a las de un bombo de bonoloto. Tenía diferentes objetos en movimiento en su interior, uno de los cuales salía tras periodos variables de oclusión visual. Las escenas contenían información probabilística sobre el objeto con más probabilidades de salir y además, información dinámica sobre el movimiento de los objetos.

Los bebés hacían predicciones basándose en dicha información, integrándola de manera correcta y aplicándola en el momento oportuno. Luca Bonatti de la Universitat Pompeu Fabra, principal investigador, explica que, “Lo que intentamos es conocer nuestra capacidad de razonar sin experiencia del pasado, para pensar lo que puede pasar inmediatamente después”. Añade que este trabajo permite mostrar que los bebés, incluso en la etapa prelingüistica, “saben razonar con los conocimientos que tienen, eligiendo los datos óptimos para prever un elemento futuro, sobre los que no tienen experiencia precedente”.

Los resultados pretenden aplicarse en inteligencia artificial, Combinar varias fuentes de información y conocimiento de forma flexible para predecir el resultado de una situación compleja es la raíz de la inteligencia humana y uno de los eslabones que faltan para construir inteligencia artificial con sentido común”.

Vía | La Vanguardia
Foto | RTVE

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 27 mayo 2011
  2. Aunque lo sospechábamos, los bebés son más listos de lo que pensamos 2 septiembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *