20 febrero 2011 Lactancia, Opinión

Aspecto psicológico, un factor que debemos tener en cuenta durante la lactancia

Muchas madres durante el período de lactancia sienten temores o no cuentan con el apoyo emocional suficiente en esta etapa tan importante de sus vidas. Cuando un hijo nace las madres pasan por una especial etapa de estrés en que deberán adaptarse a un mundo nuevo, por más que ya tengan otro pequeño. Cuando las madres están bajo mucho estrés puede producirse una baja en su cantidad de leche o también pueden sentir que no están capacitadas para las nuevas responsabilidades.

Si las madres se sienten seguras no existirá ningún problema para que puedan seguir amamantando a sus hijos. Si una madre no tiene ganas de darle el pecho a su hijo debería replantearse el tema o hablar con algún profesional que le explique los beneficios que trae, para ella y para el pequeño, la lactancia materna.

Existen una serie de puntos que los profesionales tienen en cuenta a la hora de aconsejar a las madres que están pasando una etapa difícil. En primer lugar deben preguntarles porque consideran que deben abandonar la lactancia, y chequear si se están quedando con poca leche, esto lo harán controlando el peso de sus hijos y verificando otros factores importantes. Al reforzarles la confianza a las madres el problema estará en parte solucionado. Si el pequeño logra mamar ocho veces por día la cantidad de leche crecerá.

Es muy importante la ayuda de los familiares y de los amigos en esta etapa de sus vidas, cuando una tiene un hijo pueden aparecer algunos trastornos en su estado de ánimo, a veces por más empeño que pongamos sentiremos que no tenemos las herramientas necesarias para ayudar a estas mujeres, en estos casos seria bueno que la madre recurra a un profesional quien la podrá aconsejar y guiar acerca de lo que es más conveniente, para ella, para su bebé y para su pareja.

Vía | Aeped
Foto | Flickr – Bnim

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 20 febrero 2011
  2. Como elegir un buen psicólogo infantil 21 marzo 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *