22 febrero 2011 Fertilidad

Anticonceptivos después del parto (II)

En el artículo anterior te hemos nombrado algunos métodos anticonceptivos (como los preservativos, el diafragma y el DIU), seguiremos hablando de ellos. En el mercado podremos encontrar anticonceptivos hormonales o químicos, pero si estas dando el pecho solo es conveniente que emplees los espermicidas y la minipíldora, siempre y cuando sea bajo la supervisión de tu ginecólogo.

Cuando hablamos de los espermicidas nos estamos refiriendo a productos químicos que pueden matar a los espermatozoides, se los puede encontrar en aerosoles, cremas, óvulos vaginales o películas vaginales disolubles. Ellos provocan que los espermatozoides no puedan moverse y de esta forma no puedan fecundar el óvulo. Las píldoras anticonceptivas se encargan de cambiar el ciclo menstrual. Una de las desventajas de este tipo de anticoncepción es que nos olvidemos de tomarla y así dejan de tener efecto.

Un método más nuevo es el anillo vaginal, que hay que cambiarlo una vez por mes. Es un anillo suave y transparente que se coloca vía vaginal y se encarga de liberar hormonas. Otra alternativa es la píldora trifásica que nos brinda un balance entre nuestras hormonas y nos permite controlar el ciclo, además es muy usada por las mujeres que desean liberarse del acne, ya que reduce la grasa facial.

Y por último si ya decidiste que no quieres tener más hijos o si tu salud estaría en riesgo en un próximo embarazo tiene la posibilidad de atarte las trompas de Falopio, así los espermatozoides no podrán llegar a destino. Pero este tipo de método no se encuentra aprobado en todos los países, además debes estar totalmente segura de tu decisión ya que es un método irreversible.

Vía | Pequelia
Foto | Flickr – Francisco Vargas

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 febrero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *